visitas concertadas 932 185 120
Reformas Integrales | Empresa Diseño e Interiorismo Barcelona

Reformas Integrales de Pisos y Negocios

Reformas Integrales y Diseño

En cuanto a arquitectura e interiorismo en Barcelona, nuestros expertos (diseñadores, instaladores, arquitectos, artesanos) te garantizan que somos una empresa líder en el ramo de las reformas integrales en Barcelona. Decide cómo quieres tu espacio, qué es lo que sueñas para la reforma integral de tu piso y plantéanoslo. Pide tu presupuesto online o concreta una cita para un análisis personalizado de tus obras de reforma en Barcelona y su área circundante. No lo dudes y dale vida a tu hogar con una reforma integral de pisos. Casa nueva, vida nueva.

Obtenga en un solo click presupuesto de su reforma con descripción detallada de materiales que hemos seleccionado para garantizar el mejor precio y calidad. Si lo prefiere contacte con nosotros y le realizamos presupuesto personalizado.

Tu7 reformas y disseño

C/ Rodera, Nau 3 - Sant Climent de Llobregat

08006 Barcelona

Teléfono 93 218 51 20

info@tu7.cat

BLOG:

El rojo es un color que siempre provoca una reacción. No podemos mantenernos impasibles ante la fuerza de este color tan intenso y atractivo. Ya sea en rojo cereza o rojo ladrillo, su atractivo es innegable. Para poder atrevernos a usar este color tan vivo y lleno de energía para dar los toques finales a nuestra reforma integral, nada mejor que revisar algunos Tips y consejos para no abusar de la potencia de este color y más bien darles un cierre fantástico a nuestros trabajos. Color-Rojo-Reforma-01 No hay que olvidar que el color rojo es un tono intenso que crea reacciones igualmente fuetes. Es atrevido, es cautivador, pero debe ser usado con cuidado. Y no siempre es la mejor opción como color principal en una habitación. Pero a veces simplemente un detalle de rojo puede ser suficiente para llenar de vitalidad a un espacio que de otra forma sería más plano y "aburrido". A continuación, revisemos los pros y contras del rojo para después dar algunos consejos de cómo valernos de este maravilloso color en todos sus tonos para dar un golpe de energía a nuestro espacio tras una reforma.

¿Rojo o nada de rojo?

De acuerdo con estudios de Psicología Ambiental, el rojo puede ser un color útil y agradable para usarse en cualquier piso o casa, y resulta perfecto usarlo como motivo recurrente en su decoración, pero no es lo ideal usarlo en un estudio o un espacio donde debamos llevar a cabo un trabajo intelectual intenso. Ello porque el color rojo puede tener ciertos efectos de distracción a nivel subconsciente. Ciertos estudios psicológicos muestran que cuando las personas ven algo rojo antes de iniciar un examen, por ejemplo, no tienen los mismos resultados o evitan las tareas que implican desafíos intelectuales. Una razón es la costumbre muy extendida internacionalmente de los profesores de corregir los exámenes y evaluaciones precisamente en color rojo. Ello hace de todos los tonos de rojo un color poco propicio para utilizar en áreas de estudio u oficinas. Por supuesto, no todo es malo con el color rojo. Estos mismos estudios psicológicos han encontrado que los fondos rojos incrementan el "atractivo" de una persona que está de pie ante este fondo. Hay también una percepción colectiva de que el rojo es un tono sensual y relacionado con el romance. Así que quizá no es perfecto para un estudio, pero sí para incrementar la sensación de intimidad en el dormitorio de una pareja. El rojo es el más estimulante de los colores y atrae indudablemente la atención de cualquiera que vea algo en este color (quizá por ello el rojo del semáforo y de las señales que dicen "alto"), y en un muro, se convierte en el elemento que define en términos de decoración a todo un espacio. Los tonos de rojo carmín más brillantes transmiten una sensación de energía revitalizante, en tanto que los tonos más oscuros, con cierto dejo de púrpura o marrón evocan la sensación acogedora y hogareña de la decoración antigua. De cualquier forma, el rojo es un color que se traduce en una afirmación de estilo, por lo cual, hay que elegir el tono de rojo y su uso con mucho cuidado.

Consejos para incluir rojo en la justa medida

La cuestión no es para nada descartar el uso del color rojo en la decoración, sino elegir bien cómo añadir este tono tan atrevido en detalles y zonas que le permitan añadir su máximo potencial a nuestro

1. Ser atrevido

El rojo añade un toque de teatralidad dramática a cualquier espacio, incluso a uno que por definición es sólo utilitario, como la cocina. Además, el rojo tiene reputación de incrementar el apetito, así que resulta casi natural poner detalles rojos en el salón comedor o la cocina.

2. Ser un poco dramático

Como el rojo es un color tan intenso, puede usarse en accesorios grandes y llamativos como un cuadro, una letra hecha en madera, un marco de foto o una gran pieza de arte.

3. Pequeñas dosis

No es necesario pintar los muros de rojo o poner todo el acabado cerámico en un brillante color carmesí para valernos de este color en el diseño de interior de nuestro hogar. Se puede usar en "acentos" tales como pequeñas piezas de mobiliario o detalles en las paredes. En este caso, combinarlo con colores térreos como marrón o beige te permitirá sentirlo menos atrevido. Color-Rojo-Reforma-02

4. Convertir el rojo en una explosión de color

En una paleta de color neutra y tradicional, un toque de rojo quizá en los marcos de las puertas, o en un detalle entre los muros y el plafón es suficiente para darle vitalidad a toda la habitación.

5. Accesorios rojos

Como detalles adicionales en habitaciones completamente neutras, los accesorios en rojo son una especie de maquillaje instantáneo capaz de darle encanto, personalidad y estilo a cualquier espacio por sencilla que sea su decoración. Consejo adicional: sólo elige un tono de rojo, porque los distintos tonos de este color "peleando" entre sí pueden generar un auténtico caos en tu espacio. Y también es importante controlarse: un poco de rojo acá y otro poco allá, no demasiado que parezca un collage desordenado. Ejemplos de accesorios perfectos en rojo: un bote de basura, un reloj mural, el bordado o estampado en los cojines del salón, un tapiz, una lámpara, el marco de un espejo, etcétera.

Diseñando un esquema decorativo alrededor del color rojo

Una vez que hemos entendido que el color rojo no debe usarse de forma exagerada y que podemos enriquecer nuestra decoración con pequeñas dosis de alguna de sus fantásticas tonalidades, podemos decidir también dar el gran paso y usar el rojo como motivo central de nuestro diseño interior. Si es así, quizá alguno de estos ejemplos de esquemas decorativos te pueda resultar de ayuda al determinar el tuyo.

Blanco + rojo = combinación ganadora

Paredes blancas, un parqué moderno y mobiliario en color blanco y marfil con ligeros toques en madera son elementos que crean un espacio claro y agradable, con una perfecta sensación de amplitud. Y justo en este tipo de habitaciones, los acentos en tono rojo pueden resultar perfectos. Simplemente cojines con el estampado en tonos rojos sobre los sofás blancos y beiges resultarán ideales para dar un toque de brillo especial. Uno o dos accesorios adicionales en la mesa de centro o las mesas laterales al lado de los sofás complementarán con elegancia el estampado en los cojines.

Mobiliario rojo

Otro interesante diseño de habitación basado en el rojo es uno con un acabado en madera en los muros (madera en tonos claros y maples), parqué un poco más oscuro y una combinación de mobiliario en colores caramelo, rojo y naranja opaco pueden dar un resultado divertido, sorprendente e increíblemente elegante. Por ejemplo, en un salón, tener un mueble bajo en rojo y estanterías para libros y accesorios en rojo, combinará perfecto con sofás y sillones marrones-caramelo y cojines en un naranja no demasiado vivo. Elegancia y vitalidad con una paleta de colores original y diferente.

Boho-rojo

A pesar de ser un color tan saturado, el rojo puede tener un lugar especial en una decoración bohemia. En una decoración en que se mezclan elementos eclécticos y variados, texturas diferentes y colores distintos entre sí, el rojo puede brillar como protagonista. Desde alfombras hasta el estampado en sofás o sillas, hasta el borde de una lámpara, el rojo no puede faltar en una auténtica decoración boho-chic.

Dormitorio con toques rojos

Un esquema de color con rojo, blanco y gris da como resultado un dormitorio encantador y agradable. Pintando los muros con una combinación de blanco y gris, y añadiendo mobiliario en gris oscuro, se genera el panorama perfecto para algunos toques rojos: un tapiz con líneas rojas, cojines o fundas rojas contra un acolchado gris claro... el ambiente que se crea es de intimidad, y una cierta paz con toques de intensidad perfectos para un dormitorio matrimonial.

Puffs y textiles

Sobre una paleta de colores clásica con marrón-blanco y ligeros toques de marrón más oscuro o negro en el mobiliario, se pueden añadir detalles rojos en materiales textiles. Imaginemos un salón con una chimenea en ladrillo color marrón oscuro y mobiliario contrastante en blanco y negro contra muros blancos. Un pequeño puff, el ribete de las cortinas, o una confortable manta sobre el sofá para cubrirnos en una tarde de películas o lectura son los elementos ideales para incluir en color rojo.

Azul y rojo en un dormitorio infantil

Una habitación infantil no tiene siempre que estar dominada por tonos pastel. El rojo combinado con un contrastante azul eléctrico puede producir un ambiente alegre, divertido y energizante. Las propias camas y las mesitas de noche pintadas en color rojo, con ropa de cama en brillantes tonos azules y muros blancos para proporcionar un lienzo tranquilo para la intensidad de los colores utilizados. El resto de la decoración puede jugar con el rojo y el azul sin problema, creando un espacio vivo y dinámico para los pequeños o para jóvenes y adolescentes.

Un salón comedor apetitoso

Como ya decíamos al principio, el color rojo tiene fama de incitarnos a comer, así que usarlo en el salón comedor no resulta una mala idea. Pintar los muros en un pálido tinte amarillo, con sillas en rojo y un aplique de luz mural en el mismo tono, complementado con cortinas que integren el rojo, un amarillo dorado y quizá un poco de verde, generarán un comedor agradable y en el que sin duda tendremos ganas no sólo de comer, sino de tomar un café y pasar una tranquila sobremesa.

Rojo en la cocina

No debemos desterrar al color rojo de los muros ni quitarle completamente el protagonismo de un espacio. Un área perfecta para dejar que el rojo muestre toda su fuerza es la cocina. Dos muros rojos y dos muros blancos, tiradores rojos en los módulos de la cocina y lámparas rojas contra un piso en madera y muebles en tonos metálicos producirán una cocina moderna, pero a la vez calurosa e invitadora. El rojo puede operar una especie de magia para convertir un área de nuestro hogar en un espacio atrayente y en cierta forma, divertido. Color-Rojo-Reforma-05 Como podemos ver, hay muchísimas formas (algunas más osadas que el resto) de incluir el rojo en nuestro esquema decorativo una vez que hemos concluido el grueso de los trabajos de nuestra reforma integral. ¿Un muro completo? ¿El rojo como protagonista? ¿Sólo un atrevido detalle? Dependerá de nuestros gustos y la asesoría de nuestros expertos en interiorismo. Aquí en Tu7 tenemos muchos proyectos e ideas para compartir contigo y en todos se puede incluir un toque de carmín o escarlata.