visitas concertadas 932 185 120
Tu7 Reformas, Diseño e Interiorismo | Empresa de Reformas Integrales | Cocinas | Baños | Proyectos Interiorismo

Tu7 Reformas
Diseño e
interiorismo

COCINAS
BAÑOS
INSTALACIONES
PROYECTOS INTERIORISMO
PROYECTOS REALIZADOS
REFORMAS INTEGRALES

COCINAS

Si estás pensando en una reforma de tu cocina, visita nuestro servicio de “reformas cocinas” y descubre un mundo de ideas y soluciones.

BAÑOS

¿Piensas en reformar tu baño? En Tu7 contamos con diseños de baños, propuestas de baños reformados y una solución para cada necesidad.

PROYECTOS REALIZADOS

¿Lo que llama tu atención es la vanguardia en interiorismo y decoración? Descubre nuestras propuestas y enamórate de lo que proponemos, líderes en reformas en Barcelona.

REFORMAS INTEGRALES

Para ti que estás pensando en hacer una reforma integral en Barcelona, Tu7 tiene las mejores propuestas, ideas, recursos que van desde la arquitectura e interiorismo, hasta los más mínimos detalles. ¡No lo dudes y recorre nuestro portal!

INSTALACIONES

En Tu7 somos líderes en reformas en Barcelona con las mejores alternativas para instalaciones, accesorios y diseño interior.

Tu7 reformas y disseño

C/ Rodera, Nau 3 - Sant Climent de Llobregat

08006 Barcelona

Teléfono 93 218 51 20

info@tu7.cat

BLOG:

Elegir una temática para una reforma integral puede ser más difícil de lo que parece. Desde la decisión de conservar elementos o hacer la renovación absolutamente desde cero, hasta la idea de seleccionar un estilo o un "leitmotiv" que dé coherencia a cada elemento de nuestro nuevo hogar... todas esas decisiones y elecciones son complejas simplemente porque no estamos hablando de un espacio en el que quizá pasaremos un día o dos al año. Más bien, es el lugar que corresponderá al entorno en el que desarrollaremos nuestra vida día tras día. El hygge danés en una reforma integral Es por ello que los estilos que tienen una impronta hogareña y acogedora pueden tener un atractivo especial para quienes buscan poner un acento en ese calor de hogar necesario en un espacio que se convierte un poco en nuestra guarida contra lo hostil que puede ser el mundo exterior. Entre estos estilos puramente decorativos, hay una tendencia que no pertenece específicamente al mundo del interiorismo. Se trata del "hygge" danés (se pronuncia "jiuga", por intentar hacer una aproximación fonética). Este hygge no es exactamente un estilo decorativo. Es más bien una forma de enfrentar la vida. No es sólo una forma de colocar mobiliario y accesorios en un espacio, sino por el contrario, es una idea que permite disfrutar los lugares y las acciones, otorgándoles una especie de halo de confort de hogar. De acuerdo con el danés Meik Wiking (que precisamente es el jefe ejecutivo del Instituto de Investigación sobre la Felicidad, con sede en Copenhage), el hygge puede definirse como la "elección de lo rústico sobre lo nuevo, lo simple sobre lo sofisticado y el ambiente sobre la emoción momentánea".

Definiendo el hygge

Continuando con lo que dice Wiking, autor de un libro respecto a este estilo de entender la disposición de elementos en un estado vital (titulado precisamente "Hygge, la felicidad en las pequeñas cosas"), el concepto de hygge puede entenderse de forma tan variada como:
  • La creación de un espacio lleno de intimidad
  • Espacios acogedores para el alma
  • La satisfacción que produce la presencia de las cosas suaves
  • Una sensación acogedora de forma holística
  • Tomar chocolate caliente a la luz de las velas
Decoración Hygge Todos estos elementos hablan de la creación de un hogar: un espacio en que nos sintamos cómodos, protegidos, a gusto, rodeados de las personas que amamos y permitiéndonos un poco bajar la guardia, esa que mantenemos bien alto para cuidarnos mientras llevamos nuestra vida fuera de casa. El interés que tiene el hygge para la decoración es que la raíz de toda esta búsqueda de una vida sencilla y llena de momentos acogedores, tiene su centro en el hogar como núcleo de la felicidad. El hogar se convierte en una extensión de nuestro propio corazón y nuestra forma de sentirnos cómodos. El hygge se manifiesta entonces tanto en cosas tan simples como un viejo suéter con el que nos sentimos inmensamente cómodos y un par de calcetines de lana que calientan nuestros pies en invierno, como en la forma en que disponemos el espacio y acomodamos los accesorios en  nuestro hogar tras una reforma integral. Si bien el hygge es una filosofía de vida, tiene raíces muy profundas en cosas materiales como por ejemplo la ropa, la iluminación, la comida y por supuesto, la decoración. Cada elemento dentro de nuestro hogar y nuestra vida puede convertirse en algo estilo hygge si lo abordamos de la forma adecuada. La clave es tomar estas experiencias diarias y cotidianas y aceptarlas de una forma completa, apreciarlas y tomar el tiempo y la energía de notar las recompensas anímicas y espirituales que las acciones comunes pueden proporcionarnos. El hygge se transforma entonces en una forma de subrayar lo trascendente en lo normal: de notar lo extraordinario en lo ordinario, tomando el calor y la ternura existentes en todo y convertir cada experiencia en una única y especial. ¿Cómo saber si el hygge es simplemente otra moda pasajera o una de esas recetas mágicas para la felicidad que simplemente son imposibles de realizar? En primer lugar, no hay “normas” inamovibles y rígidas para llevar una “vida hygge”, hay una serie de pautas flexibles y recomendaciones diarias que son fáciles de adaptar al estilo de cada quien. En segundo lugar, si los daneses siempre figuran entre los primeros lugares en el reporte de la ONU en su Informe Mundial de la Felicidad, no está demás no echar en saco roto los pequeños pasos que los daneses dan para conseguir esta vida tan feliz.

Pautas para una decoración hygge

Los elementos que más nos interesa destacar dentro de la filosofía hygge son sin duda los que tienen que ver con el interiorismo y la decoración. Y como estos tips son sencillos, es fácil tomarlos como guía para la construcción de un hogar acogedor y entrañable que deseamos para pasar tardes inolvidables al lado de nuestros seres queridos, o bien disfrutando de un entrañable momento de tranquilidad a solas. Interiorismo y decoración estilo Hygge

Tip número 1: No tener demasiadas cosas

No estamos hablando de un minimalismo de revista o del pulido estilo sin accesorios de una decoración nórdica, pero sí de no tener un espacio repleto de cosas que simplemente no puede llevar a una vida acogedora y agradable. ¿Cómo sentarse a tomar un chocolate caliente a la luz de las velas en un espacio lleno de cosas por doquier? Si tenemos muchas cosas con valor emocional de las que no queremos deshacernos, las podemos guardar bien en armarios de materiales cálidos o bien, usarlos como interesantes opciones decorativas. Manteniendo una armonía decorativa, es posible darle un ligero brillo ecléctico o bohemio a nuestro hogar decorado siguiendo las pautas hygge.

Tip número 2: Velas y calidez

Un elemento que se repite y repite en la decoración inspirada en la filosofía hygge es la presencia de velas. La idea es que la luz de las velas da una iluminación diferente a la de la luz eléctrica o la luz natural. Hay una vibración inherente al fuego, un aroma, una cierta timidez en la propia luz que crea de forma inmediata, un ambiente agradable y sobre todo tranquilo. La propia intensidad de la luz eléctrica da la sensación de que seguimos de día y no lleva hacia la tranquilidad que necesitamos tras un día de intenso trabajo. En cambio, el sólo hecho de apagar las luces y dejar que las velas hagan el trabajo de iluminación, crea un ambiente completamente distinto y mucho más acogedor. Lo bueno es que velas hay en muy diferentes tamaños y formas, y pueden integrarse fácilmente en otros estilos decorativos, dejando muy clara su impronta hygge.

Tip número 3. Texturas suaves y ricas

El mismo efecto que tiene iluminar una habitación con velas, puede tenerlo elegir las texturas adecuadas. Tener una alfombra o un tapiz en el que podamos caminar descalzos y sentir la riqueza de la tela. También es importante tener mantas tejidas y en telas suaves, pero no sosas. Por ello la lana se convierte en un aliado importante al crear un espacio hygge. Los colores marrones y térreos en todas estas texturas también ayudan a ir diseñando el ambiente ideal para el disfrute del hygge. Esta riqueza en texturas puede complementarse con cortinas en materiales naturales (algodón, lana, arpillera…) y con cojines, pufs y mantas que sin saturar el espacio, lo llenen de capas de calidez y ternura.

Tip número 4. La cocina y sus aromas invaden el hogar.

A la hora de emprender tu reforma integral,  ¿has pensado en pasar de una cocina tradicional a una cocina abierta? Si todo lo que hemos dicho del ambiente y la filosofía hygge te entusiasma de cara al inicio de los trabajos para remodelar tu hogar, quizá sea un buen momento para decidirte en favor de este tipo de cocina. Una tetera que suelta su aroma a té fresco, el olor del café recién preparado o el de una sencilla tarta hecha en casa pueden así inundar todo el hogar. Como dentro de las pautas flexibles del hygge el tomarse una pausa y disfrutar de una bebida caliente, tomarla entre nuestras manos, leer un buen libro o disfrutar de una agradable conversación también son muy bien evaluados, el tener una cocina abierta que invite con sus aromas es una excelente forma de invitar el hygge a nuestro hogar.

Eligiendo elementos hygge en una reforma integral

Al revisar estos consejos, hay algunos elementos importantes que podemos retomar para darle a nuestra decoración inspirada en la filosofía hygge un camino al éxito. Entre ellos podemos destacar:
  1. Elegir un acabado cerámico o parquet claro para el suelo de nuestra casa. Ese elemento pulcro y sencillo permite crear el ambiente con otros accesorios y detalles que incorporaremos paulatinamente. Es como tener un lienzo en blanco para pintar un cuadro que refleje la calidez de nuestras propias emociones.
  2. Decantarse por los armarios incorporados: ello permite reducir el número de elementos visibles, incrementa el espacio y nuevamente, ayuda a crear el ambiente con otro tipo de accesorios.
  3. Invitar a la naturaleza al interior. Ello puede lograrse de forma sencilla con materiales “brutos” tipo madera y fibras orgánicas como el algodón, la lana y el lino. Esta inspiración que proviene de la naturaleza también puede extenderse a los tonos a utilizar en mobiliario y paredes.
  4. Ya hemos hablado de la importancia de las velas. Para otorgarles la oportunidad de brillar con su tibieza y calidez, la propia iluminación eléctrica del hogar deberá ser tamizada y dulce. Las lámparas de pie, las aplicaciones murales y en el plafón para crear una luz suave y discreta, son una forma ideal de complementar la luz de las velas.
  5. Los accesorios no pierden protagonismo, y como la idea es darle alma y corazón a nuestro hogar, lo mejor es que los cuadros y elementos que se encuentren en libreros y repisas sean recuerdos, souvenirs y fotografías con un gran valor emocional.

Hygge también en la temporada primavera-verano

Si bien la calidez del hygge, el uso de un pullover de lana y calcetines gruesos mientras disfrutamos de un café caliente en las manos remiten al invierno y a la idea de mantenernos calentitos en casa protegiéndonos de las inclemencias del clima,  también es posible teñir de esta hermosa filosofía nuestro hogar y disfrutarlo cuando afuera también hace calor. Para ello, en el curso de nuestra reforma integral deberemos recordar darle su lugar a nuestra terraza o jardín para poder convertirlo en una extensión de nuestro hogar y ofrecer un espacio de naturaleza y tibieza ideal para tardes de verano, barbacoas con amigos, bebidas refrescantes y llenas de aromas (limonada con menta casera, por ejemplo), aprovechar la luz natural (tamizada con unas cortinas que creen un ambiente estival y hogareño a la vez), poner enormes ramos de flores que inviten a entrar a la primavera y nos hagan auténticamente sentir en casa… si tenemos jardín o una terraza suficientemente amplia, integrar una mesa de picnic es simplemente la mejor combinación entre hygge y verano. El ambiente acogedor de una decoración hygge ¿Te ha resultado interesante incorporar esta filosofía de calidez y acogedor ambiente hogareño en tu reforma integral? Puedes leer más al respecto y verás que el hygge puede ser una forma excelente de abordar no sólo la decoración, sino también la forma integral de vivir nuestro hogar.