Una reforma integral vintage: ¿qué representa?

En el blog de Tu7, te hemos hablado ya de que en una reforma integral no siempre lo más importante es lo estético, pues en este tipo de reformas, también hay que tener en cuenta la distribución utilitaria del espacio y el uso eficiente de los recursos, pero ello no quiere decir de ninguna manera que el estilo, la belleza y la pasión por la apariencia de un piso reformado tengan que quedar en un segundo plano. Más bien quiere decir que es necesario establecer un equilibrio entre funcionalidad, economía y estilo.

Hablando de estilo, hoy hemos decidido hablar de uno que está muy de moda, a pesar de retomar elementos que no se caracterizan precisamente por su actualidad, pero sí por la fuerte personalidad que pueden imprimir a un hogar: hacemos referencia al estilo vintage o retro. A pesar de ser un término muy utilizado en el ámbito de la decoración, a veces resulta difícil definirlo, puesto que llega a ocuparse de forma algo vaga y poco concreta.

Es por ello que para poder abordar con mayor detalle las propuestas de interiorismo y decoración que se extraen de la estética vintage, hay que hacer un poco de memoria histórica y definir adecuadamente qué se entiende cuando se utiliza este término y con ello, pasar a los maravillosos ejemplos que la decoración vintage nos ofrece.

 

Vinos, ropa y decoración

El término vintage, curiosamente, se origina en el ámbito vitivinícola. El término mezcla las dos palabras francesas vingt (veinte) y age (edad), y se utilizaba originalmente para referirse a un vino añejo o de una excelente y renombrada cosecha.

vins-vintage
Vinos Vintage
http://www.worldbestspot.com/Spots.php?id=657

Posteriormente, el término empezó a utilizarse cada vez más en otros ámbitos, sobretodo en el mundo de la moda, para referirse a prendas y objetos utilizados en otras décadas y que pueden integrarse a un atuendo moderno para enriquecerlo con este estilo antiguo.

Aquí cabe hacer la diferencia entre lo que se entiende por retro y lo que es lo vintage, pues ambos hacen referencia a cosas, digamos, antiguas. Cualquier cosa que se denomine vintage pertenece auténticamente a otra década pasada: un jean de los setenta, unas botas de los años ochenta, accesorios de los años cincuenta… Todo ello corresponde a una moda vintage. Por otro lado, un accesorio retro es de reciente fabricación inspirado en las líneas y diseños que se utilizaban en décadas anteriores. Digamos que la principal diferencia es la autenticidad: un elemento vintage realmente pertenece a otra época y debe insertarse con cuidado y conocimiento en un contexto moderno para aportar una personalidad o un toque diferente.

Este uso del término vintage empezó a estar en voga en los años noventa del siglo pasado, refiriéndose sobre todo a prendas de vestir antiguas de diseñadores reconocidos como Chanel, Dior o Yves-Saint-Laurent, entre otros. Fue un poco más adelante que el término pasó a hacer referencia a todo elemento o accesorio que proviniera a más tardar de los años ochenta.

moda-vintage

Moda vintage
http://www.sourisdanse.be/Evenements/vintage/DocVintage.pdf

 

Era sólo cuestión de tiempo que lo vintage alcanzara al mundo de la decoración y el diseño de interiores, puesto que es, por decirlo de alguna forma, una auténtica mina inacabable de ideas, detalles y elementos que pueden marcar la diferencia al emprender una reforma integral.

Específicamente en lo que respecta al ámbito del interiorismo, lo vintage ha demostrado ser una tendencia que dura y que imprime su estilo tanto en baños como cocinas, habitaciones, salones y en el ambiente general de un piso o una casa remodelada. Como el término vintage hace referencia a un mueble o elemento decorativo que corresponde a un momento concreto del siglo XX, es decir, que data de hace más de veinte años, la decoración vintage puede ser de estilo art déco, pop, industrial, de ambiente campirano, etcétera. Ahora bien, en la práctica, generalmente abarca elementos que provienen de los años cincuenta a los años setenta. Involucra nostalgia, espíritu de recuperación y autenticidad, puesto que existe la sensación o impresión general de que en nuestra época, todo es uniforme y en cierta medida monótono. De forma que recuperando muebles y objetos que ya tienen un pasado o una historia previos, en cierta forma adquirimos también sus recuerdos, la historia de su época, de su vida y los rastros de historia que guardan dentro de sí, haciendo auténticamente única la decoración de nuestro hogar.

 

Rodeando los elementos vintage

Para poder implementar una reforma integral de estilo vintage, es necesario elegir adecuadamente materiales y colores. Al elegir este tipo de apariencia para un piso reformado, es necesario visualizar tonos alegres y cálidos, así como objetos de decoración y muebles insólitos y originales. Con lo vintage, diríamos que no hay medias tintas: o te encanta o lo detestas.

Los decoradores recomiendan tener en mente un mueble o elemento que será el centro de atención de cada habitación antes de elegir los materiales y colores para los acabados de paredes y sueles, así como para la elección de fuentes de iluminación, de forma que todo constituya un entorno armónico y equilibrado.

Utilizar piezas vintage en el hogar es una forma ideal de darle una personalidad única a cada habitación, por lo que es necesario ser selectivo y no sobrecargar de elementos antiguos una parte de la casa. Así mismo, es fundamental elegir qué década será la que deje su huella en el espacio que estamos reformando. Digamos que elegimos poner una rockola de los años sesenta en el salón. Ese elemento por sí mismo ya puede considerarse como muy fuerte y atractivo, de forma que lo ideal será elegir tonos discretos en la pintura de los muros y un material para el suelo que sea austero en un color quizá que combine pero no que contraste con los que tiene la rockola.

Es preciso que definas el tipo de estilo vintage que quieres imprimir a cada habitación con el especialista que se encargará de tu reforma integral, de forma que éste te recomiende qué materiales son adecuados para no opacar, sino acompañar adecuadamente los detalles con fuerte impronta estética que pensamos incluir en cada espacio de nuestro hogar.

Reforma Vintage

Elementos vintage (la antigua televisión, el teléfono, la radio…) con un papel tapiz ad-hoc y un acabado de madera discreto: saber rodear los elementos vintage discretamente es una pieza clave en este estilo de decoración.
https://blog.udemy.com/vintage-home-decor/

 

Consejos prácticos para una decoración estilo vintage

Consejo número 1: no sobrecargar un ambiente

La clave en una decoración estilo vintage exitosa es sin duda no exagerar. La idea no es salir a los mercadillos y comprar docenas de muebles antiguos para atiborrar nuestro salón de cosas viejas y con ello sentir que ya tenemos una decoración vintage. No: la idea es elegir adecuadamente los elementos que puedan potenciar el espacio y otorgarle una personalidad única. Un colorido sillón de los setenta en una habitación con una pintura clara y un suelo que contraste puede ser suficiente para transportar a los habitantes y visitas a otra época al entrar a ese salón.

También se pueden elegir carteles, cuadros, imágenes, etcétera, que posteriormente dispondremos armoniosamente sobre un muro quizá blanco o de color neutro. También podemos colocar en una estantería una pequeña colección de objetos de una época determinada. El límite nos lo impone el espacio: no hay que sobrecargar los lugares, sino conseguir que tengan un ambiente más cálido y personal.

home-vintage

Pequeños elementos dan la apariencia vintage a un espacio sin necesidad de recargarlo.
http://www.craftybitches.fr/2013/04/11-conseils-pour-reussir-sa-decoration.html

 

Consejo número 2: Escoger cuidadosamente los colores

En realidad, éste es un consejo que se aplica para la decoración en general, y dicta que lo mejor es elegir una paleta de colores y apegarse a ella. Lo ideal es no elegir colores demasiado llamativos, ello permite ser más creativo con los elementos que se incluirán como decoración. Asímismo, un color no tan brillante, combinará bien con los elementos modernos y los vintage que se integren como parte de la habitación: el resultado será una unión armoniosa y agradable.

Decoración vintage

Paleta de colores propuesta por Design Seeds, un sitio-herramienta muy útil al emprender una reforma integral.
http://design-seeds.com/

Consejo número 3: Tener cuidado con la mezcla de épocas

He aquí la verdadera complejidad de la decoración vintage: se pueden mezclar épocas diferentes, pero lo esencial es mantener un estilo compartido, que incluya colores y líneas, y sobretodo, recordar el primer consejo: no sobrecargar los espacios. Se pueden mezclar dos o tres épocas, pero tampoco es recomendable mezclar seis o siete diferentes. Lo importante es buscar la armonía y el equilibrio de colores y líneas, mismo que puede encontrarse en objetos que corresponden a distintas épocas, y a veces, no forzosamente a dos elementos que pertenecen a la misma década.

Elementos vintage en una reforma integral

Una alfombra en colores contrastantes de los años setenta, muebles modernos y un armario de los años cincuenta: un maridaje ideal con el collage de imágenes antiguas que decora la pared sin llegar a recargar el espacio.
http://www.countryliving.com/home-design/house-tours/g1123/artful-approach-to-decorating-0311/?slide=2

 

Consejo Número 4: Cuidado con lo que no es auténticamente vintage

Ya lo dijimos: una cosa es lo retro y otra lo vintage…y cabe agregar, otra cosa es la exageración. En grandes almacenes podemos encontrar muebles y accesorios que “lucen” antiguos o viejos, pero a la vez, no podemos ubicar bien a qué época pertenecen, o que simplemente está muy recargada de elementos pretendidamente antiguos. Ante la duda, es mejor elegir un accesorio más simple y que no lleve al extremo la idea de lo vintage.

Consejo Número 5: Combinar muy bien lo nuevo y lo antiguo

Tener una habitación decorada al cien por cien con elementos vintage no sólo es poco viable en términos económicos (todo saldría caro, sobre todo los electrodomésticos), sino que pensando en la decoración exclusivamente tampoco es una excelente idea. Puede resultar demasiado exagerado, llamativo y en último término, poco disfrutable a largo plazo. Así que el truco es “casar” bien los muebles modernos y actuales con que contamos, con los accesorios vintage que hayamos seleccionado.

Si hay elementos que definitivamente desentonen demasiado con el ambiente vintage generado, se les puede ocultar de alguna forma, ya sea en armarios o con cortinas, aprovechando para utilizar telas y estampados propios de la época, o al menos en colores que combinen con el resto de la decoración.

Reforma cuarto de lavado estilo vintage

Cuarto de lavado personalizado estilo vintage, la cortina a cuadros oculta la lavadora.
http://www.countryliving.com/home-design/house-tours/g1123/artful-approach-to-decorating-0311/?slide=4

 

Consejo número 5: Aprovechar lo vintage como una ventana a la creatividad

En otras ocasiones ya habíamos hablado de lo importante que es unir la experiencia de un experto en decoración con los deseos personales de expresar creatividad individual al emprender una reforma integral. El elegir elementos vintage permite hacer un poco de bricolaje, buscar cosas en casa de padres o abuelos, salir de lo ordinario y participar activamente en esa reforma que le cambiara el rostro del hogar.

Desde cubrir muebles modernos con hermosas telas de antaño, tejidos, etcétera, hasta recuperar el armario de la abuela y convertirlo en un librero original y especial para nuestro salón, elegir darle una veta vintage a una reforma es una auténtica forma de darle creatividad y personalizar el hogar.

Salon VintageAlgo tan simple como cubrir un sofá con una frazada antigua puede darle ese toque personal y vintage que estamos buscando a nuestro salón.
http://www.womansday.com/home/decorating/g232/10-vintage-looks-for-your-home-3481/?slide=8

 

Podemos concluir que una reforma integral estilo vintage proviene de la planeación detallada de decorar los espacios personalizándolos con muebles o accesorios que provienen de otras épocas, combinándolos con otros elementos más modernos y a la vez, con colores y acabados sobrios que no opaquen nuestro accesorio estrella.

Es importante, al elegir darle este tipo de estilo a una habitación o al piso en su totalidad, el elegir adecuadamente los elementos y recordar la regla de oro: no recargar demasiado un espacio determinado con demasiados carteles, cuadros y accesorios. Escoger bien y sabiamente es una clave esencial al decantarse por el estilo vintage.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *