Arquitectura e Interiorismo en Barcelona

Los años pasan volando, y las tendencias en el diseño interior varían, algunas se establecen con mayor durabilidad y otras se desvanecen rápidamente.

En ese sentido, quienes habitamos en esta ciudad, tenemos suerte, puesto que Barcelona y el diseño interior y la arquitectura son un binomio que siempre va a la vanguardia y nos permite enterarnos de lo que está más de moda, qué es lo último que se propone y cuáles son las mejores ideas que podemos retomar al momento de emprender una remodelación de nuestro hogar.

En ese sentido, el 2013 ha sido un año en que ha habido muchas tendencias interesantes en el ámbito del diseño interior y la arquitectura, y este 2014 promete mucha innovación y tendencias atractivas en ese aspecto.

A continuación revisaremos algunas de estas tendencias para que las tengas en cuenta cuando te interese renovar un espacio y te acerques a algún especialista como nosotros, en tu7.

1. Accesorios en bronce: desde minerales de puerta, hasta lámparas, pasando por sus tonalidades en paredes y cuadros. No es muy caro, y su encanto es permanente.

2. Diseños elegantes y delicados: no a todas las personas les gustan los diseños simples y geométricos. Diseños más suaves, de líneas curvas y colores pastel con un toque romántico, son una de las tendencias que vienen para este 2014.

3. Uso de colores saturados: ya no solamente gris, beige y sus combinaciones. Los colores muy saturados, como el azul marino y el color ciruela, son una nueva idea en el diseño interior. De hecho, el azul marino es un color neutro que se mezcla perfectamente con muchos otros colores y estilos. Si al momento de planear tu reforma, utilizar una zona de color oscuro en la pared te parece algo muy dramático, puedes elegir los muebles o accesorios en un color oscuro y contrastante.

4. Telas suaves y gruesas: nuevamente nos encontramos con una tendencia que deja de lado lo simple y busca enriquecer los espacios. Dejar atrás los tejidos más sencillos como el algodón y el lino, para favorecer el uso de otros más lujosos como el terciopelo, la imitación de gamuza, o telas semejantes. Estas telas son sofisticadas, pero muy durables, y puedes encontrarlas en colores variados e intensos.

5. Modernizar los patrones de siempre: flores, paisajes y pétalos. Ya sea en la pared, en los accesorios (cojines, por ejemplo) o los muebles. Modernizar lo que siempre ha sido clásico es una idea genial.

6. No todo tiene que combinar: los colores que armonizan no son forzosamente los que combinan, y esto también aplica a los acabados y los patrones. Diferentes colores, texturas y acabados pueden coexistir en un mismo espacio. Es impresionante lo mucho que se puede hacer si estiras los horizontes y experimentas con el diseño.

7. Incorporar elementos naturales: los materiales naturales deben incorporarse no sólo en cuadros, sino en telas y recubrimientos. El cuero, por ejemplo, estará a la vanguardia en este año.

8. Uso de madera clara: por muchos años fue la madera oscura (como la caoba o el cerezo) la que dominó el mercado. En este año, la madera clara en tonos caramelo y miel será la protagonista. Este estilo más suave combina con otras tendencias que estarán de moda este año.