Elementos clave de una decoración ecléctica exitosa al realizar una reforma integral

Si te gusta mezclar e integrar elementos diferentes en cuanto a decoración sin poder decidirte por cuál es tu favorito, entre cosas tan distintas entre sí como el estilo rústico y el moderno minimalista. O si no toleras esa decoración demasiado combinada como de revista. Si lo que más te atrae es expresar tu creatividad en el momento de realizar una reforma, entonces lo tuyo es una reforma integral con estilo ecléctico.

Aunque la palabra “ecléctico” es un término que ha existido por mucho tiempo, su historia como estilo decorativo es más bien reciente. Es un estilo que vio su origen cuando ciertos decoradores e interioristas empezaron a sostener que no adherían sus trabajos a ningún estilo particular, sino que buscaban expresar su creatividad sin etiquetas ni límites estilísticos.

Decoración Ecléctica Reforma Integral

Estos primeros trabajos resultaron tan exitosos que al final, se volvieron un nuevo estilo (paradójicamente). En decoración es difícil que trabajos que comparten un cierto espíritu sobre cómo distribuir los espacios no se conviertan en un nuevo estilo que otros seguirán.

El estilo decorativo se distingue por ser una mezcla un tanto exótica y explosiva. A quien le agrade este estilo no se conformará con limitar su elección de accesorios por “pertenecer” a cierta corriente decorativa. Más bien se enamorará de un ítem decorativo por su propio valor estético y lo elegirá por cómo combina y contrasta con el resto de los accesorios elegidos para la decoración. Es simplemente seleccionar cada elemento por su propia belleza intrínseca.

Hay una gran libertad al elegir mobiliario y accesorios de forma ecléctica, pero no por ello hay que confundir esta tendencia estética con un “mezclar” sin sentido los elementos, lanzándolos aquí y allá sin poner atención a la forma en que se combinan/contrastan entre sí.

Más bien podríamos definir el estilo ecléctico en una reforma integral como un préstamo estético de elementos que permiten crear una fusión agradable que se unifica gracias a un color, una textura, una forma, un motivo recurrente… Es una reunión cuidadosamente realizada de invitados estilísticos que se llevan bien entre sí. Algunos elementos característicos de este estilo son:

  • Una mezcla tranquila y relajada de periodos y estilos
  • Colores neutros en el fondo del espacio
  • Uso inesperado y versátil de elementos y materiales
  • Exclusividad única y artesanal en elementos artísticos y artesanales
  • Unión estilística en patrones, formas, texturas, acabados o colores
  • Elementos antiguos y nuevos mezclados de forma elegante y casual
  • Muchos elementos hechos a mano o que tengan un gran valor emocional
  • Fiesta de contrastes y comparaciones

Decoración Ecléctica Reforma Integral

La decoración ecléctica representa un estilo decorativo muy fresco y que enamora fácilmente a las personas al realizar una reforma integral de su hogar, pero en ocasiones puede ser un tanto difícil de lograr de forma certera. ¿Qué elementos resultan imprescindibles y cuáles hay que evitar a toda costa al realizar una reforma integral de estilo ecléctico?

1. Planear la disposición del espacio sin olvidar el punto focal

Al planear una reforma integral de estilo ecléctico, es sencillo dejarse llevar por la riqueza de los colores, texturas y patrones que le darán una impronta estética al espacio. Pero ello no debe impedirnos que pongamos atención en la disposición general del espacio. La forma en que dispongamos los grandes muebles y los pequeños accesorios es lo que le dará un ambiente realmente hogareño al espacio y lo que nos inspirará a pasar momentos inolvidables en él. Así que antes de comprar muebles e ítems decorativos, hay que dedicarle un momento razonable a decidir la disposición de los elementos en el espacio. La ayuda del interiorista que vaya a supervisar nuestra reforma puede ser esencial en este punto.

Toda esta planeación de elementos no nos debe permitir olvidar que a pesar de que el estilo ecléctico involucre combinar estilos y periodos mediante el uso de una amplia variedad de accesorios decorativos, el espacio en general debe tener una cohesión estilística y no verse descuidado. Ecléctico no quiere decir “lanzar” ítems decorativos a diestra y siniestra. Es por ello que resulta importante elegir un punto focal: algo que capture la atención y que mantenga la unidad decorativa. El punto focal decorativo puede crearse o reforzar uno que ya exista en la habitación. Debe ser algo llamativo y atractivo como, por ejemplo, una gran pared en que se ponga un collage de cuadros y en el centro una hermosa escultura, o una chimenea decorada con ítems característicos del estilo ecléctico.

2. Considerar cada elemento por su utilidad sin perder consistencia

Cuando se eligen los elementos que se incorporarán en una decoración ecléctica, no hay que caer en la “locura” de incorporar cosas a diestro y siniestro, dejando de lado el hecho de que vamos a vivir realmente en ese piso. Así que navegar entre muebles y accesorios puede ser más sencillo si dejamos que nuestro asistente virtual de decoración sea la utilidad. Puede sonar demasiado práctico y carente de estilo, pero el enfrentarnos a una habitación vacía como si fuera un lienzo en blanco y decidir colores, elementos y mobiliario es mucho más fácil si vamos seleccionando cada elemento por la utilidad práctica que tendrá en el conjunto. Cestos, repisas, estantes, mesas de centro… todo ello añade tibieza y atmósfera hogareña a una habitación sin perder una practicidad auténtica.

Todo ello hay que realizarlo sin perder de vista la naturaleza ecléctica de la decoración, que es la variedad. De igual forma, en una reforma integral hay que mantener en mente que cada habitación debe complementar al resto. El eclecticismo en el hogar debe crear una especie de flujo, como si fuera una línea continua y no una línea punteada. Si nos hemos decantado por la decoración ecléctica, lo mejor es que este estilo esté presente en todas las habitaciones del hogar.

3. Elegir un color guía sin comparar tonos

Un color es súper útil como elemento que unifique el diseño en una decoración ecléctica. Es una excelente idea permitirle a un color ser el factor que le dé sentido y unidad a la apariencia general del piso tras la reforma integral. No importa si elegimos un verde oliva o un azul marino, la idea es retomarlo un poco aquí, un poco allá para darle cohesión a la apariencia del espacio en su conjunto.

Un pequeño truco para elegir tranquilamente el color que usemos como elemento de unión decorativa, es no pintar en un trozo de muro distintos tonos o colores uno al lado del otro. De esa forma, los colores pierden su autenticidad y en las combinaciones pueden lucir extraños y distintos a como se verían en solitario. Es una mejor idea pintar un pequeño tablero con cada color que nos agrade y observarlo en “solitario”. Una vez elegido el color, ese tablero nos servirá para elegir mobiliario y textiles.

4. Equilibrio y balance sin creer que ecléctico quiere decir “todo se vale”

Al seleccionar una decoración ecléctica para nuestra reforma integral, hay que hacer nuestra meta el encontrar balance y simetría entre los elementos decorativos. Tengamos en mente que líneas similares crean un diseño armónico, aunque los muebles y elementos sean muy diferentes entre sí. Diferencia y variedad no quiere decir caos. Distintas texturas, estilos y periodos se pueden unir muy bien de forma organizada más allá de su diversidad.

Para lograr esa armonía también es importante recordar que darle a nuestro piso un estilo ecléctico no quiere decir que podamos omitir y romper todas las reglas. Hay una línea muy fina entre darle capas diversas a nuestra decoración con elementos de épocas y materiales diferentes y hacer una especie de museo súper cargado y desagradable. Un tip es decidir un máximo de épocas/estilos a combinar en una habitación dada y limitarnos un poco con esta decisión.

5. Admitir estilos novedosos sin ser demasiado reservado

Al intentar darle a nuestro espacio reformado un estilo ecléctico, debemos ser pacientes. Esperar a que todos los elementos estén en su sitio para apreciar la totalidad de la decoración y no empezar a cambiar de inmediato. Al elegir los distintos estilos o épocas a mezclar en un espacio, es bueno admitir estilos contemporáneos (como el estilo glam o el nórdico) con los elementos vintage y rústicos. Todo ello puede irse acomodando muy bien como conjunto si le damos el tiempo y la paciencia a cada pequeño rincón de nuestro hogar.

Decoración Ecléctica Reforma Integral

Recordemos igualmente que el estilo ecléctico se caracteriza por unir muchos tipos de telas, patrones y elementos artísticos. Los pequeños acentos decorativos como alfombras, obras de arte, cojines, puffs… son muy convenientes y prácticos para dar esa sensación de diversidad que corresponde al estilo ecléctico.

6. La textura es un aliado interesante sin olvidar el trabajo de selección de elementos

Para lograr una decoración ecléctica agradable y estéticamente impactante pero casera a la vez, podemos confiar en las texturas. Parte del truco de la decoración ecléctica es hacer “capas” de elementos decorativos y que cada una de éstas posea una textura definitoria es interesante. Ejemplo: persianas de bambú y pantallas de lámparas en madera representarán un estilo natural y fresco, que puede contrastarse con mobiliario de diseño moderno: una mesa en mármol pulido o sillas metálicas. Un tapiz en colores blanco o beige puede actuar como un espacio neutral en que todo se une de forma suave y delicada.

Para que todo ello resulte agradable, el trabajo de selección de elementos es fundamental. Hay que resistir la tentación de decorar en exceso, de acumular elementos sin sentido y sin balance. Pensemos por ejemplo en un salón con un foco decorativo en una hermosa chimenea en ladrillo sobre la que descansan accesorios vintage. Hasta ahí la unión rústico-vintage. Un mobiliario bicromático en blanco y negro de corte austero puede ser un equilibrio ideal que permita brillar a los elementos vintage presentes en la habitación.

Como hemos visto, la decoración ecléctica no es tan difícil de lograr si imponemos ciertos límites a la alocada mezcla de elementos que es el espíritu de este estilo.

Todo es posible con balance y armonía. Por ejemplo, los colores neutros de base permiten añadir toques absolutamente dramáticos de color y accesorios que idealmente no “irían” en ese espacio. Un salón pintado en blanco con sofás en verde limón y cojines a rayas rosadas funciona muy bien acompañado de un librero blanco y de cuadros únicos decorando las paredes: estilo ecléctico en su más pura forma.

¿Aislamiento Térmico En Una Reforma Integral?

No todos los días emprendemos el proyecto de realizar una reforma integral. En general, es una idea que dejamos madurar por un buen tiempo, permitimos que ronde nuestra cabeza y la construimos y reconstruimos en planes y diseños antes de aterrizarla como un proyecto a realizar a corto plazo.

En parte es por la complejidad emocional que muchas veces puede implicar el renovar completamente nuestro espacio vital, deshacernos de colores y vistas que formaban parte de nuestra vida cotidiana. En ocasiones, es porque implica un esfuerzo económico significativo que desconocemos y muchas veces pensamos que no seremos capaces de pagarlo. En realidad, si bien es innegable que no es un gasto menor, hay formas de realizar una reforma integral para todo presupuesto.

aislamiento-termico-reforma-integral-01

Una vez superados estos obstáculos emocionales, económicos e incluso de organización familiar y habiendo decidido reformar en términos estéticos y funcionales nuestro espacio vital, hay un elemento que podríamos considerar y que sin duda añadiría un valor agregado a nuestra propiedad: el aislamiento térmico.

¿De qué se trata y porqué es una buena idea considerarlo en una reforma integral? Aquí otorgaremos algunos elementos de debate y comprensión de este tema.

La eficiencia energética y las reformas

Hoy en día es casi imposible el pensar en realizar una construcción nueva o una reforma integral de un piso o una casa sin escuchar hablar de la famosa eficiencia energética. Una serie de normativas europeas, españolas y comunitarias atienden la necesidad de utilizar los recursos energéticos con mayor eficacia y equilibrio debido al desgaste de la naturaleza producido por el uso desenfrenado y excesivo de los recursos que ésta nos proporciona realizado por la humanidad en los últimos dos siglos. Hay una auténtica toma de conciencia de que cada una de las acciones que realizamos en la vida cotidiana: desde la duración de nuestra ducha hasta la forma en que llegamos a nuestro lugar de trabajo, tienen una incidencia directa en el medio natural que nos rodea. Lamentablemente, esta toma de conciencia no es generalizada, comprendida en profundidad por todos los actores sociales, ni implementada en medidas prácticas con la periodicidad y regularidad que resultaría ideal.

Aun así, el trabajo paulatino de modificación de nuestros hábitos y del marco industrial y de infraestructura del funcionamiento de nuestras sociedades empieza con compromisos adquiridos de forma institucional y que se reflejan en normativas legales concretas. Algunas de éstas buscan que la implementación de técnicas de construcción y reformas que privilegian la eficiencia energética e incluso la certifiquen y validen.

¿Y qué es exactamente usar la energía de forma eficiente? No es simplemente ahorrar energía y apagar el televisor cuando nadie lo esté viendo. Es usar cada pequeña gota de energía al máximo, obteniendo los mismos satisfactores que antes lográbamos consumiendo más energía. Un lavadora eficiente, por ejemplo, es aquel que utilizando menos electricidad que otros electrodomésticos cumpliendo la misma función, lava la misma cantidad de ropa, dejándola igual de limpia. Es decir, no se pierde nada, sino que se aprovechan mejor los recursos.

En un piso o una casa, hay un consumo constante de recursos energéticos: gas y electricidad. Para iluminarnos, para permitir que funcionen los diversos electrodomésticos y sobre todo, para producir agua caliente y condiciones de confort térmico en nuestro hogar.

Como podemos analizar, la eficiencia térmica busca un equilibrio entre el consumo de fuentes energéticas y los satisfactores que éste otorga a los seres humanos. En una vivienda eficiente energéticamente además de que no se pierde ningún elemento de confort para sus habitantes.

 

La importancia del aislamiento térmico

En particular para quienes formamos parte del mundo de la construcción y las reformas hay una herramienta utilizada para lograr la eficiencia energética que resulta indispensable es el aislamiento térmico.

Esta noción parte de la idea de optimizar el uso de la fuente más económica de luz y calor: el sol. Para las construcciones nuevas, se intenta lograr este mejor uso desde la concepción del inmueble, dotándolo de superficies vítreas amplias con orientación sur, para permitir que se bañe con la luz del sol y se caliente de forma natural. Pero este calor no es tan útil ni práctico para mantener el confort térmico de un piso si no permanece en él. Suena muy lógico: permitir que una pieza o una casa entera se caliente gracias al sol, pero por años las construcciones y remodelaciones no hicieron nada para favorecer la permanencia de este agradable calor natural dentro de los muros del inmueble. Es esa posible fuga de calor lo que es “atacado” por la noción completa del aislamiento térmico. La idea es convertir el piso en un espacio más hermético, sin escapes de aire que permitan la salida del aire templado y a su vez impidan la entrada del aire gélido del exterior, pero también recubrir de tal forma los muros que éstos sean parte de la protección termal del espacio.

Hay distintas formas de recubrir las paredes de una casa o de un piso para que éste cuente con un adecuado aislamiento térmico. Por ejemplo, se pueden “rellenar” las cámaras de aire con distintos materiales como puede ser la espuma de poliuretano. Esta opción es interesante pues no modifica ni las dimensiones ni la apariencia exterior del inmueble. Otra forma de aislar térmicamente un inmueble es hacerlo desde la fachada. En este caso se usa el denominado Sistema de Aislamiento Térmico desde el Exterior, abreviado como SATE, que es bastante común en España. Es un método en que la fachada es recubierta por un encolado previo, posteriormente se le aplica un material aislante como el poliestireno y finalmente se fija con placas de anclaje. Este método modifica la apariencia externa de la casa o edificio, pero tiene muchas ventajas: no sólo mantiene la temperatura agradable (fresca en verano, tibia en invierno), sino que protege la construcción y funciona también como factor de aislamiento acústico, es decir, no permitiendo que el ruido y el bullicio de la calle penetren en la construcción. El único pero de este sistema es que en construcciones con una fachada clásica o tradicional no es ideal pues perderían su personalidad estética.

Afortunadamente está la opción del aislamiento interior. Dentro de las técnicas utilizadas en España para este tipo de trabajos, el trasdosado de muros es una excelente alternativa. Su gran “pero” es que reducirá la superficie útil de cada habitación en que se utilice en unos 5 cm. En realidad, no es mucho para lo que se gana con este tipo de trabajos. Un buen aislamiento es una gran inversión en términos de eficiencia energética, recordando que se gana confort térmico a lo largo de todo el año y las facturas de electricidad y gas se pueden reducir significativamente. Pero los elementos positivos de este tipo de inversión al realizar una reforma integral son más amplios.

 

Ahorro y ayudas en los trabajos

El primer elemento atractivo al momento de decidir incorporar trabajos en el aislamiento térmico al planificar una reforma integral, es el hecho de que al ser trabajos que disminuyen el impacto de la huella de carbono de un inmueble, existen ayudas por parte de la administración pública para quien realiza este tipo de trabajos. Desde el año 2013, el IDEA (Instituto para la diversificación y el ahorro de energía) emitió un programa de ayuda y financiación que participa de la rehabilitación térmica de inmuebles, sobre todo de tipo residencial. A partir de entonces las formas y mecanismos de ayuda gubernamental se han multiplicado y diversificado, y pueden consultarse en este enlace oficial.

Sin embargo, el hecho de contar con un estímulo económico o fiscal no es el único beneficio económico de considerar el aislamiento térmico al emprender una reforma integral de nuestra vivienda. El ahorro más significativo viene del hecho de que consumiremos mucha menos energía para calentar o refrescar nuestro hogar de acuerdo a la temporada del año y eso se refleja de forma positiva en las facturas. Reconozcamos que a nadie le encanta pagar grandes sumas cada que recibe su factura de luz o gas. Lo interesante del aislamiento térmico es que se hace una inversión que poco a poco se paga sola gracias al ahorro continuo y permanente en las facturas mensuales.

aislamiento-termico-reforma-integral-02

Pero no sólo eso. Como propietarios de un inmueble jamás debemos pasar por alto la idea de que todas las reformas que hacemos pueden otorgar un valor añadido al piso si algún día decidimos alquilarlo o directamente venderlo. Y en ese sentido, el aislamiento térmico sube de forma significativa la calificación energética de la casa, haciéndola mucho más atractiva para quien busca a dónde mudarse. El sistema de la calificación energética es tan claro y tan visual, que es un elemento de valor adquirido inmediato para un piso en que se han realizado trabajos al respecto.

 

Integrando el aislamiento térmico en el plan de la reforma

¿Qué es lo que queremos de nuestra reforma integral?

La idea siempre es cambiar y mejorar a la vez. Modificar la estructura, disposición de habitaciones, sitios de almacenamiento, colores, acabados, practicidad, movilidad y más elementos en el piso o casa. No es simplemente pintar los muros: eso no sería una reforma integral.

Es por ello que integrar el aislamiento térmico puede no es tan difícil si estamos previendo reformas estructurales o una modificación drástica en la disposición de muros y paredes medianeras de nuestro piso. Si nos decantamos por un aislamiento interno, hay opciones que podremos implementar con más facilidad si ya hemos vaciado nuestro piso de cara a su renovación completa. El trasdosado interno de fachadas o la proyección de espuma de poliuretano son ejemplos de cómo justo antes de darle un nuevo aparejado a los muros y darles color y personalidad, podemos aprovechar durante una reforma para mejorar significativamente las condiciones térmicas del piso.

Además no hay que olvidar que de cara a la mejora de la eficiencia energética de nuestro hogar, una reforma es un momento ideal para complementar el aislamiento térmico con otras medidas como por ejemplo la elección de ventanas de triple cristal y materiales aislantes, la verificación de puentes térmicos y otros trabajos que poco a poco nos otorgarán una comodidad térmica muy agradable y nos reportarán ahorros significativos.

Otra forma interesante de disparar hacia arriba la calificación energética de un piso es cambiando la caldera (por otra de tecnología más eficiente, como las de condensación en frío). Ello puesto que la producción de agua caliente sanitaria es también una de las formas en que más se gasta energía dentro del hogar.

Finalmente, si queremos coronar todos estos trabajos en pro del aislamiento térmico con una excelente calificación energética y una relación más que amigable con el medio ambiente, es posible lograrlo integrando energías renovables: paneles solares o uso de energía geotérmica, por ejemplo, son excelentes adiciones que inciden positivamente en el comportamiento térmico de nuestro piso.

¿Tienes dudas de cómo integrar el aislamiento térmico en los planes de tu reforma integral? ¿No estás seguro de si es el momento ideal para realizar cambios de este tipo? No dudes en preguntarnos, expertos en interiorismo, responderemos a tus preguntas.

Incorporar elementos DIY en una reforma integral

Una reforma integral es una oportunidad excepcional para cambiar no sólo el estilo, sino la disposición y funcionalidad de nuestro hogar. Y resulta increíble, pero esta serie de cambios pueden convertirse en un momento de transformación personal también. Dicen que nuestro hogar dice mucho de quiénes somos. El estilo de decoración que seleccionamos, los colores que plasmamos en los muros, cada pequeño detalle lleva impresa nuestra personalidad y configuran nuestro espacio vital.

Es por ello que muchas personas, más allá de confiar lo grueso de la reforma integral a los especialistas, quieren imprimirle un toque personal que incluye un poco de trabajo manual también. Es cuando hablamos de bricolaje o DIY: muebles, detalles, pinturas… son muchos los elementos que podemos fabricar nosotros mismos e incorporar en un piso reformado.

Esta tendencia, cada vez más instalada en nuestra sociedad, se abre como un amplísimo abanico de posibilidades, permitiendo a personas más o menos creativas y más o menos diestras manualmente, involucrarse activamente en la decoración, mobiliario y apariencia general de su hogar.

DIY, bricolaje… términos y definiciones

DIY son las siglas en inglés de “hazlo por ti mismo” (do it yourself). En la actualidad, en la era de Internet 2.0, los blogs y las redes sociales, de las grandes multinacionales y la producción masiva, hazlo por ti mismo es más que simple bricolaje.

Este es otro término que no viene del español, sino del francés “bricolage”, que se entiende como una reparación manual, casi aficionada y artesanal de un elemento del hogar. La mejora de nuestra casa por nuestras propias manos.

Como podemos ver, el término DIY puede ser más amplio, pues no sólo implica la decoración y elementos que tengan que ver con ella (pintura, carpintería, fontanería), sino toda una actitud de aprendizaje manual que quizá se “saltó” una generación, pues nuestros abuelos sin duda eran muy capaces de hacer cosas en bricolaje sin problemas, pero nuestros padres y nosotros no fuimos educados en esas habilidades.

 El DIY permite la expresión de la creatividad personal

El DIY permite la expresión de la creatividad personal

Si tradicionalmente las siglas DIY se relacionan con textos e imágenes tipo “¿cómo hacer…?” o con tutoriales básicos sobre cosas a hacer en el hogar, la propia explosión del micro blogging y la voz que cualquiera puede tener gracias a la web, esta definición ha cambiado y se ha hecho mucho más amplia. En la actualidad hace referencia más bien a una descripción amplia de cualquier actividad que involucre la creatividad de forma que se pueda diseñar o realizar manualmente algo de forma personal. Este concepto tan extenso puede ir desde diseñar joyería artesanal, tejer y bordar, hasta obviamente muchas cosas que se puedan hacer para mejorar una casa.

La decoración es un ambiente ideal para el DYI, el bricolaje y en general, para expresar la creatividad propia y el hecho de que la reforma sea llevada a cabo por profesionales del interiorismo no quiere decir que no haya un pequeño espacio (tan amplio como nosotros mismos lo decidamos) para poner manos a la obra y agregar un elemento personal y detalles únicos a nuestro piso reformado.

DIY y decoración

El DIY le permite a cada persona apropiarse de todo tipo de tendencias y estilos decorativos, como por ejemplo el “scrapbooking” o incluso los diseños con masking tape para finalizar con una nota íntima una decoración original y agradable. Un collage de fotografías con marcos falsos hechos en masking tape, una cabecera de cama con papel tapiz, una mesa de centro hecha con palets de madera. Todo ello y más conforma el amplísimo mundo del DIY en cuanto a la decoración.

Un ejemplo de la fuerza del movimiento “hazlo por ti mismo” tiene en la actualidad es simplemente la fortaleza de una red social cuya principal característica es el compartir imágenes. Hablamos por supuesto de Pinterest, red social en la que basta poner las tres letras DIY para obtener una casi infinita cantidad de sugerencias, recomendaciones, tutoriales, inspiraciones, etcétera, en cuanto a decoración se refiere.

 DIY en Pinterest

Una buena idea al planificar una reforma integral en la que queramos incluir elementos personalizados hechos por nosotros mismos es prever desde un principio en qué área queremos participar directamente: ¿en la pintura, los muebles o en detalles más puntuales como lámparas, cortinas, cojines…?

 Tendencias DIY

Al ser tan amplio el espectro de lo que podemos hacer manualmente para personalizar la decoración de nuestro nuevo piso, hemos elegido mostrarte las tendencias actuales en esta interesante forma de apoderarnos del interior de nuestro hogar.

 Colores pastel

Las manualidades DIY siempre siguen las tendencias decorativas del momento, y en ese sentido, una clave que marca la pauta son los Colores Pantone. El color Pantene es una selección simbólica de colores que expresan emociones, ambientes y las tendencias generales en todas las áreas del diseño que impliquen color. En el año 2016, los colores elegidos son dos: un rosa tenue y pálido denominado Rosa Cuarzo y un azul cielo muy claro denominado Serenidad. Estos dos tonos pastel están en todas las tendencias decorativas actuales y las cosas fabricadas en DIY no son la excepción. Desde elegir uno o ambos tonos como paleta de color para realizar nosotros mismos la pintura tras la reforma, o quizá añadir mobiliario reciclado que incluya estos colores, las posibilidades para incluirlos son muchísimas. ¿Quizás unas suaves cortinas en Rosa Serenidad que rematen con broche de oro una reforma integral? Una muy buena forma de tomar estos colores tendencia es utilizarlos en mobiliario reciclado. Como uno de los pilares del DIY es precisamente el reciclaje y el utilizar cosas dándoles una nueva vida. Desde renovar un viejo mueble y darle un uso diferente, con nuevos colores y añadiendo nuevos detalles, hasta coger una puerta o ventana que ya no se utiliza tras la reforma y convertirla en un bonito portarretratos o una decoración mural. Reciclar usando los colores Pantone es sin duda una forma ideal de hacer DIY de actualidad.

diy03

¿Qué detalle DIY en Rosa Serenidad podrías añadir a esta preciosa cocina reformada?

Superficies y texturas

Otra tendencia en el DIY en decoración es sin duda el reinventar continuamente las superficies y los efectos y texturas que éstas pueden tener. La idea es crear y diseñar una amplia variedad de superficies y texturas pintando, imprimiendo, usando acabados cerámicos, tallando, e incluso tejiendo y bordando. Los materiales naturales son los preferidos, usando tonos grisáceos, arena y madera. Los tonos en concreto y  granito se usan como base y una muy buena forma de añadir nuestro detalle personal es el macramé, utilizando distintos tipos de estambres, listones y cuerdas. ¿Puedes pensar en una buena forma de unir esta tendencia de dar textura a los espacios y la de los colores pastel? Las posibilidades sin duda se multiplican.

Formas y revestimientos

Utilizar un diseño propio que quizás nos remita a un bonito momento de nuestra infancia, que nos traiga recuerdos de un viaje o que simplemente exprese quienes somos, es una forma de vestir los objetos cotidianos (sobre todo el mobiliario) tras una reforma. Un tejido rico y personal para cubrir un sofá. Una lámpara personalizada con dibujos y recortes. Un hermoso florero decorado a mano. Todas estas pequeñas adaptaciones decoradas con patrones atrevidos y figuras distintas a lo que se puede encontrar ya hecho en una tienda, pueden dotar de personalidad a un hogar tras una reforma.

Elementos colgantes

Hay muchísimos elementos pendientes o colgantes que pueden realizarse utilizando diversas técnicas DIY. Desde lámparas tipo candelabro, lámparas simples y elegantes, macetones colgantes, este tipo de elementos no están peleados con ningún estilo decorativo. ¿Tienes tu salón decorado con estilo minimalista? Igualmente puedes añadir en un rincón un bonito macetón colgante hecho con madera reciclada y pintado en el tono blanco característico de este estilo es una forma excelente de darle vida y personalidad a este espacio.

Ejemplos y técnicas

Vamos a dar algunos ejemplos concretos de lo que un detalle sencillo en DIY puede hacer por enriquecer un espacio.

Digamos un salón, recién remodelado tras una reforma integral para la cual se ha elegido un sencillo y claro estilo nórdico, podríamos pensar que no hay forma de personalizar manualmente un espacio así, y nada más lejano de la realidad. Hay muchos detalles que podemos modificar, añadir y fabricar para que este espacio sea auténticamente individual. Por ejemplo, tomar muebles que ya poseíamos y cambiar su aspecto (utilizando pintura y papel tapiz) por motivos geométricos, que son tan distintivos de este estilo.

DIY en un piso reformado

Un cambio sencillo en un mueble puede ser la forma más fácil de involucrarnos vía el bricolaje en la decoración de un piso reformado
https://momaleblog.com/2015/10/03/dossier-diy-15-diy-pour-un-salon-scandinave/

¿Qué tal añadir repisas y estantes murales hechos con madera reciclada y que sirvan como soporte para pequeños elementos claros y metálicos que son tan característicos de este estilo? Los más hábiles con las manos podrán incluso dedicarse a hacer los soportes para sus repisas en cuero: un detalle de estilo que no pasará inadvertido para los visitantes y que armonizará con el resto de la decoración. Otra tendencia del DIY que pega muy bien con este estilo decorativo son las letras luminosas. Un mensaje sencillo y claro como “AMOR”, “FAMILIA”, pueden fabricarse en distintos soportes (inclusive en cartón) y usar guías de focos o lucecillas navideñas…

Y ello es para un estilo minimalista o uno nórdico: los más austeros en cuanto a detalles de decoración se refiere. El DIY es aún más pletórico de propuestas para estilos más ricos en cuanto a elementos como por ejemplo el vintage o el boho-chic. En estos casos, la gama se extiende y hay muchísimos pequeños elementos que pueden añadirse tras la finalización de una reforma.

Hay tanto por hacer, que es más fácil buscar una técnica específica y profundizar en el conocimiento de la misma para poder llevar a cabo proyectos de decoración personalizados:

diy05

  1. Puede ser la carpintería, pues como ya mencionábamos, el reciclar muebles, marcos de madera, puertas y ventanas es uno de los ases bajo la manga del DIY.
  2. Otro es sin duda el saber coser: armados de tejidos de diversas texturas y colores y una máquina de coser, podemos dinamizar el estilo de nuestro espacio de mil formas diferentes (cortinas y manteles serán sólo el principio)
  3. Una tercera técnica es la pintura. Desde la realización de una decoración mural personalizada, hasta escribir un poema en una pared serán elementos DIY que darán ese toque íntimo al espacio que acabamos de reformar.
  4. Siguiendo con técnicas que nos pueden llevar a realizar proyectos ricos y llenos de vitalidad en cuanto a decoración, no podemos olvidar los tejidos y bordados, con toda su amplia variedad de sutiles y diferentes estilos: macramé, punto de cruz, crochet, etcétera.

DIY

Aunque no todos seamos hábiles en carpintería o trabajando metales, sin duda alguna en todo el amplio espectro de opciones que ofrece el DIY encontraremos una que nos permita expresar nuestra personalidad y darle detalles únicos a los espacios al finalizar nuestra reforma integral.

Acércate a los expertos de Tu7 y dinos qué es lo que esperas tras tu reforma. Explica tus deseos de personalizar tu casa y de esta forma podrás tener una reforma como que la esperas y a la vez, dejar espacio a tu imaginación y tus habilidades manuales. ¿Cuál es tu técnica DIY preferida?

diy07

Razones para emprender una reforma integral de tu hogar

Existe un gran abanico de posibilidades en cuanto a razones para emprender reformas Barcelona de tu casa o piso. Ya sea que estés aburrido con cómo luce tu hogar, o quizá quieras incrementar su valor de cara al mercado inmobiliario, reformar puede no sólo renovar tu interés por tu hogar, sino también hacer más útil y funcional cada una de sus habitaciones. Si crees que necesitas un cambio, aquí en Tu7 te ofrecemos algunas razones para que te decidas y empieces el proceso de reformar tu espacio vital.

La primera, es pensar en el mercado. Quizá en este momento no te parezca que vas a vender tu casa a corto plazo, pero la verdad, es que nunca se sabe. Quizá más adelante te surja alguna oferta laboral y debas cambiar de residencia, o tu familia crezca…las razones pueden ser muy diversas y numerosas, pero lo cierto es que no debes descartar la idea de que tener una casa con una apariencia fresca, ordenada, limpia y atractiva, sin duda representará un plus si en un momento dado te decides por venderla.

Por otro lado, si tu idea es permanecer en tu casa hasta tu edad adulta (cuando te retires), es importante que con tiempo y planeando tus recursos adecuadamente, hagas los cambios que hagan de tu casa un lugar agradable y fácil de usar para una persona de edad avanzada. Sí, si estás apenas en tus “treinta” quizá esta idea te parezca una locura. Pero piénsalo bien, ¿cuándo más tendrás los recursos, el tiempo y la energía para diseñar y enfrentar las reformas que te den comodidad para cuando seas más mayor? Sin duda, hacerlo cuando estás al tope de tus fuerzas físicas y tus recursos financieros no es una excelente idea.

Otra muy buena razón para modificar y reformar tu casa, es cambiar tus electrodomésticos, tus ventanas y revestimientos para hacer de tu casa una casa más amigable ecológicamente. Y ya que estamos en eso, si has cambiado la nevera, la lavadora o el horno, ¿por qué no aprovechar y reformar tu cocina, tu baño o tu salón?

Ya que mencionábamos la cocina, es una de las habitaciones (en Tu7, como expertos, estamos muy al corriente de ello) que más eligen las personas al momento de decidir iniciar una reforma. La cocina es el corazón de tu hogar, así que reformarla seguramente le dará a todo tu piso o a toda tu casa una nueva vida.

Otra habitación muy elegida al momento de decidir hacer cambios en casa es el baño. Quizá pienses que tu baño “funciona”, pero cada tanto es necesario revisar y cambiar toda la plomería y tubería de esta habitación, y ya que estamos, deshacernos de ese viejo espejo y reemplazarlo con uno nuevo, quizá con un lindo marco. Ello puede desencadenar una reforma completa de tu baño, que sin duda será una experiencia muy satisfactoria.

Como puedes ver, las razones pueden ser muy variadas, pero hay una constante: el cambio es bienvenido y llenará de vida tu hogar.

¿Es necesaria una reforma integral?

Hay momentos en que es necesario tomar ciertas decisiones radicales. Cuando empezamos a enfrentar problemas cada vez más frecuentes en el hogar, ya sea con la instalación eléctrica, la calefacción, el suministro de agua, el drenaje, las paredes, los pisos… es uno de esos momentos.

Muchas veces sentimos un apego muy fuerte hacia los objetos y hasta a las paredes o pisos de nuestro hogar. Casi siempre este sentimiento se intensifica si llevamos mucho tiempo habitando la misma casa o apartamento, o si éste perteneció antes a algún miembro de nuestra familia.

En este último caso, nos vemos guardando casi reverentemente las cosas o muebles que pertenecieron a alguien más, aunque en el momento presente carezcan de toda utilidad. Otro obstáculo que nos ponemos al momento de decidir cambiar y mejorar nuestro hogar es la costumbre. Ya sabemos dónde encontrar todo, llevamos años viendo los mismos colores, y de alguna forma, hemos entrado en una zona de confort que nos negamos a abandonar.

Sin embargo, cuando vivimos en una ciudad moderna y que ofrece tantas alternativas en todos los aspectos, como lo es Barcelona, quizá sea momento de tomar ventaja de todo ello y lanzarnos a algo drástico que pueda mejorar significativamente nuestra calidad de vida. Una reforma integral en Barcelona no es algo utópico, sino tangible y posible si nos lo proponemos.

En Tu7 tenemos distintas alternativas que puedes considerar. Lo importante es dar el primer paso y decidirte. En última instancia, ni siquiera el costo es algo que deba asustarte, pues cualquier consultor (y esta afirmación no es sólo cierta para el caso de España, sino en cualquier parte del mundo) te dirá que es mucho más caro continuar reparando algo que ya está roto, que partir de cero con nuevos materiales e ideas nuevas. Arreglar por ejemplo, un baño o una cocina que aún se hicieron con materiales de hace cuarenta o cincuenta años, es una labor titánica que cuesta muchísimo dinero. Y al reparar este tipo de instalaciones a costa de una gran inversión, no ganarás nada en uso del espacio, diseño o utilidad. Mucho menos en hacer del espacio algo más estético y agradable.

Una reforma integral supone cambiar, empezar de cero y decidir todo de nuevo. Claro que no es económico, pero en cuestiones de reparaciones del hogar, no es nada recomendable irse por lo más barato, pues sabemos que a la larga saldrá mucho más caro. Además, como ya comentábamos, muchas veces se facilita la elección de materiales y el propio trabajo de los contratistas al iniciar un proyecto nuevo que al continuar reparando algo que ya lleva mucho tiempo roto. Por ello, a pesar de no ser barata, una reforma integral tampoco es la opción más cara.

Por otro lado, nos ofrece muchas ventajas, como poder pensar en el diseño interior de los espacios, en aprovechar al máximo las condiciones de iluminación, en determinar colores y ubicación de muebles. Si, cambiar a veces asusta, pero al final, salir de la zona de confort puede probar ser una alternativa estupenda y enriquecedora.