Arquitectura e interiorismo Barcelona: el estilo ante todo

Nadie ha dicho que el estilo deba estar peleado con lo mejor que la arquitectura e interiorismo Barcelona puedan darte al momento de plantearte una reforma parcial o integral en tu hogar.

Hay una idea errónea de que el contar con una casa útil, práctica, ecológica y que te permita economizar en gastos energéticos no tiene porqué ser una casa bonita, estética y agradable para los sentidos.

De hecho, como todos nuestros expertos aquí en Tu7 pueden explicarte en mayor profundidad, lo que la arquitectura y el interiorismo buscan es unificar estos dos conceptos, que dándose la mano, te entregarán un espacio que por un lado te sea útil y esté pensado para satisfacer todas tus necesidades, y por el otro, también te permita disfrutar estéticamente de la estancia en tu cocina, en tu habitación, en tu salón y hasta al momento de tomar un baño.

Digamos que el punto de partida tiene que ser la practicidad. Que el uso que se le va a dar al espacio pueda realmente llegar a término sin problemas, obstrucciones y complicaciones. Ello establece los cimientos de una buena reforma, pero definitivamente, no lo es todo. Sobre esa primera capa de diseño pensada en la utilidad del espacio, se construye una segunda capa, pensada sobre todo en la esteticidad del espacio. Pensemos por ejemplo, en un baño.

Al realizar una reforma en una sala de baños, el primer paso será establecer un área espaciosa en que una bañera, una ducha y unos lavabos adecuados, con grifos de buena calidad y alta tecnología distribuyan sin problemas el agua caliente sanitaria que hace falta. El segundo paso será pensar en una ventana suficientemente amplia para dar tanto iluminación como ventilación, ambas tan necesarias en un baño. De ahí en adelante, hay que cubrir estos “básicos” con un diseño agradable para el uso cotidiano: una pared en mosaico y tapiz blanco que contraste con una bañera y lavabos en mosaico negro y acabados en acero inoxidable, que den como resultado un espacio brillante, contrastante y que al sólo entrar, nos haga sentir una sensación de paz y energía a la vez que nos acompañarán a lo largo de toda la jornada, o que nos permitan relajarnos una vez terminados nuestros deberes del día.

Como podemos ver, la cuestión no es pensar en el estilo y la practicidad como elementos antagónicos en el ámbito de la arquitectura e interiorismo, sino por el contrario, en dos partes complementarias que nos permitirán, al finalizar una reforma, contar con espacios que sean muy útiles, espaciosos, accesibles, funcionales y a la vez, hermosos y disfrutables. En último término, si emprendemos una reforma es para mejorar nuestra calidad de vida, y para ello necesitamos tanto de la practicidad como de la máxima que dice “el estilo ante todo”.

Interiorismo Barcelona

En Tu7 damos una importancia vital al diseño interior de los espacios que recreamos para ti. Sobre todo porque sabemos que el interiorismo Barcelona es esencial: los habitantes de esta ciudad sabemos apreciar el buen diseño interior.

Así que en esta ocasión queremos presentarte una pequeña revisión de los conceptos más importantes de esta disciplina, esencial en todos nuestros proyectos.

El interiorismo o diseño de interiores es el proceso por medio del cual se da forma al espacio interior, utilizando la manipulación del volumen especial y el tratamiento de las superficies. No se debe confundir con la decoración de interiores, pues el interiorismo lidia con el trazado de aspectos de psicología ambiental, arquitectura, diseño de productos y además, recurre a la decoración tradicional.

El diseño de interiores se basa en distintos “pilares” o supuestos básicos, que son los que le permiten unificar estética y practicidad en cada uno de los proyectos abordados. Por ejemplo, para el interiorismo es una necesidad pensar en la casa como un todo, un espacio holístico en que los espacios están vinculados entre sí por corredores y escaleras, de forma que es apropiado que un estilo o tema en común influya en todo el espacio. Ello no quiere decir que los elementos del diseño sean los mismos, sino que deben funcionar bien en conjunto y complementarse de forma que fortalezcan la belleza y practicidad del espacio completo. Una forma de hacer estos vínculos, es sin duda la paleta de color. Por ejemplo, pueden elegirse tres o cuatro colores y usar distintos tonos de los mismos en todo el apartamento o toda la casa.

El balance es otro de los elementos que dan sustento al interiorismo. ¿Cómo podríamos definir el balance? La forma más sencilla es como la distribución equitativa de peso visual en una habitación. Existen tres tipos de balance dentro de la disciplina del diseño interior: simétrico, asimétrico y radial:

  • El primero es el más tradicional, y se caracteriza por la misma cantidad de objetos que se repiten en el otro lado de un eje que divide, ya sea de forma horizontal o vertical, a la habitación.
  • El segundo, el asimétrico, es el que más se utiliza en el interiorismo contemporáneo. En él, el balance no se logra con objetos semejantes, sino diversos, de forma que todos posean el mismo peso visual al entrar a la habitación. El balance asimétrico otorga a un espacio un estilo más casual e informal, pero no por ello menos logrado e interesante.
  • El tercero, el radial, se logra cuando todos los elementos del diseño están acomodados en torno a un centro focal.

Otros pilares en el interiorismo son el ritmo, que nos habla de la transición entre elementos y que prioriza la armonía, y finalmente, los detalles.