Cocinas y baños: El color

La luz y el color se alían para crear ambientes. De hecho, sin luz no hay color. Los colores nacen de las sensaciones que originan los rayos de luz al reflejarse en los objetos. Los colores pueden ser cálidos (rojo y derivados como amarillo o los naranjas) o fríos (azul, verde). A la hora de decorar –y en este caso concreto, hablamos de reformas de cocinas y baños- la pregunta clave es: ¿cómo elegir los colores? La elección no siempre es fácil, porque la paleta de colores infinita.

Además de los gustos o preferencias e, incluso, de qué forman nos influyen los colores, hay que tener en cuenta la armonía. Para que dos o más colores sean armónicos no deben diferir entre sí. En las armonías entre dos colores siempre domina uno (azul-verde o azul-amarillo). También son armónicas las diferentes tonalidades de un color (azul claro, azul neutro y azul oscuro) y los matices de colores diferentes (amarillo neutro alto, rojo neutro alto y azul neutro alto).

Aunque en teoría los neutros sean acromáticos, en la práctica abarcan las gamas de los marrones y los beige, de los derivados del blanco como el hueso y el marfil y de los grises entonado, así como la gama de sombras que se extiende entre el blanco y el negro, pasando por los grises. La principal característica de los colores neutros es su versatilidad. Son, además, colores prácticos, por el hecho de que envejecen con dignidad. Los colores neutros, en pocas palabras, son clásicos y correctos.

Los colores azules, por su parte, se definen como tranquilos, frescos y apacibles. El azul combina muy bien con otros colores, sin perder su identidad. Al elegirlo hay que tener en cuenta que puede ser un color frío, especialmente en una estancia alejada del sol, y que es, en cambio, el color idóneo para atemperar un tono cálido.

El verde es, sin duda, el color de la naturaleza, una nota de aire fresco en los espacios cerrados. El color verde combina muy bien con rosas y rojos. Los verdes ligeros o brillantes son juveniles. Es complementario del azul y armonía a la perfección con tonos pasteles y turquesas.

Utilizado en las cocinas y baños, el amarillo aporta optimismo. Un amarillo intenso es capaz de iluminar toda una estancia. Entre los amarillos encontramos tonos osados y claros de los cítricos y las flores; los cobres y dorados y los ocres terrenales que, unidos a otros tonos neutros, aportan un toque decorativo final sencillo y cálido.

¿Sabías que el rojo es un color que estimula el apetito y las ganas de conversar? Un color osado, pero idóneo para la cocina. Su gama cromática permite convertir cualquier objeto o superficie en un punto de atracción visual.

Rojo, verde, azul, blanco… colores de la paleta para crear ambientes únicos y confortables. ¿Cuál eliges?

El salón internacional del Baño

Lejos quedaron los tiempos en que el baño era solamente un apéndice necesario de nuestra casa, algo que tenía que estar ahí pero que en realidad no nos importaba mucho como luciera. En la actualidad, en ciudades como la nuestra, en que el interiorismo se ha vuelto una de las herramientas para remodelar tu casa, los baños en Barcelona siempre buscan estar a la vanguardia en utilidad, sostenibilidad y diseño.

Por ello en esta ocasión hemos escogido hablarte de uno de los eventos que presentan las últimas tendencias en diseño para esta habitación de la casa: el Salón Internacional del Baño. Esta feria, es parte de uno de los eventos más importantes del diseño interior a escala mundial: el Salón Internacional del Mueble, que se realiza en Milán de forma anual. Este evento es una exhibición que muestra lo último en muebles y diseño, con participantes de todos los rincones del mundo. Se le considera la feria que marca pauta dentro del sector, al mostrar todos los productos más actuales de diseñadores de muebles, sistemas de iluminación e instalaciones utilitarias y estéticas dentro de la casa. Esta feria, conocida en italiano como “Salone”, “Milano Salone” y “Semana del Diseño en Milán”, tiene un carácter anual y se lleva a cabo normalmente en el mes de abril, en complejo de eventos Fiera Milano, ubicado en Rho, muy cerca de Milán.

04-03-2014 12-40-54

http://www.cosmit.it/en/salone_internazionale_del_bagno

En el año 2003, se lanzó un subsector de esta gran feria, el Salón Internacional del Baño, que se convirtió en una feria que se organiza de forma autónoma desde al año 2006.

Esta exhibición es un escaparate para las evoluciones más recientes del baño doméstico, desde su antiguo papel como un espacio exclusivamente funcional a ser una habitación capaz de asumir distintas funciones, y en el que se hace factible y valioso invertir tanto en tecnologías avanzadas como en la calidad estética; el salón también muestra lo mejor en muebles y accesorios, duchas, instalaciones de sauna, porcelanas, radiadores y calefacción, revestimientos para paredes y pisos, inodoros y bañeras.

De forma muy semejante al rol que juega la EuroCucina (una exhibición dedicada a muebles y aplicaciones para la cocina), el Salón Internacional del Baño se lleva a cabo de forma bienal. En el anterior Salón Internacional del Baño (en el año 2012), la exposición abarcó un espacio de más de 15 mil metros cuadrados, con más de 150 empresas y diseñadores exhibiendo sus productos, y contó con una afluencia de casi 300 mil visitantes, siendo más de la mitad, visitantes de otros países.

Cocinas y baños: Crear ambientes confortables

Por mucho que cambien los diseños de cocinas y baños, su finalidad permanece inalterable: crear ambientes confortables. La cocina, en especial, es una de las estancias más destacadas de la casa, un lugar que debe resultar acogedor para sentarse en torno a la mesa, agradable y ordenado para guisar y almacenar comida, cacharros de cocina y vajilla. Las últimas tendencias dictan hacia la creación de cocinas y baños espaciosos, brindando la posibilidad de disfrutar de cualquier pieza individual. A la hora de elegir el diseño para poner al día la cocina o el baño hay que apostar por los modelos más eficientes.

Emprender la renovación de cualquier estancia de la casa es emocionante en la medida que estamos deseosos de ver los resultados. Pero, ante todo, hay que hacer las cosas paso a paso, sin prisas y sin tomar las decisiones de manera precipitada. Así, a la hora de renovar o decidir el estilo y los elementos decorativos de las cocinas y baños, hay que planificar muy bien cada detalle, porque ambos espacios deben resultar lo más prácticos posibles y accesibles. Planificar su distribución (mobiliario, electrodomésticos, accesorios y complementos) es clave para encontrar soluciones prácticas, por ejemplo, si la cocina también tiene que servir de comedor. Contar con el asesoramiento y guía de los profesionales del diseño y el interiorismo nos ayudará a convertir cualquier vivienda en un hogar. Un apunte, hay que tratar que evitar que la reforma de cualquier estancia rompa la línea temática del resto de la casa.

Nunca antes habíamos contado con tantas ideas y tanta variedad y riqueza de materiales. Esto permite transformar una cocina o un baño en la habitación más creativa de la casa. Al crear un espacio nuevo también hay que tratar de destacar los detalles (suelos, revestimientos, azulejos…). Un consejo si tienes dudas sobre cómo reformar la cocina o el baño: trata de mantener la máxima sencillez y, al mismo tiempo, utilizar las mejores calidades en materiales (para aguantar los años de uso) y detalles. Si contamos con espacio, la cocina, por ejemplo, es un buen lugar para acomodar piezas especiales de mobiliario, como una mesa auxiliar o una alacena.

El orden, al igual que en la cocina, es fundamental en el baño. Además de contar con espacios para evitar el desorden y romper la pulcritud de todo baño, estamos en una de las estancias donde la sencillez es sinónimo de elegancia. Una bañera, un mobiliario de baño elegante y un espejo son elementos suficientes par como conseguir una sensación de calor, confort y limpieza, disfrutando al tiempo de la máxima sencillez. Los materiales naturales, como la madera, la piedra o el mármol, no fallan a la hora de conseguir una decoración funcional. Una decoración que refleje un cuarto de baño práctico y eficiente.