Regreso del terciopelo como textura decorativa para una reforma integral

El terciopelo es elegante, lujoso y a la vez tiene una textura rica y tranquilizante. Este material se impone en decoraciones que enfatizan el glamur y la elegancia como, por ejemplo, la decoración estilo provincial francés. Pero más allá de su belleza y destacada personalidad decorativa, el terciopelo por su suavidad al tacto (al igual que otros textiles como la seda) se asocia con sentimientos agradables como la comodidad y la protección. Es por ello por lo que tener piezas con terciopelo como principal tejido puede ayudarnos a tranquilizarnos e incluso dormir mejor.

tu7-terciopelo-01

Como cualquier otro elemento dentro del diseño de interiores tras una reforma integral, el terciopelo debe ser usado con cuidado en el esquema decorativo de un piso o casa. La idea no es saturar los espacios con muchos elementos hechos en terciopelo, sino usarlo adecuadamente y con medida para explotar lo mejor posible su belleza y riqueza estética.

Además, un plus adicional del terciopelo es que está absolutamente de moda. En las tendencias más actuales en el universo de la decoración, el terciopelo vuelve a ser el centro de atención en esquemas decorativos que no sólo nos hacen pensar en una decoración clásica y elaborada, sino en muchos entornos y dándole un encanto de glamur a cualquier estilo decorativo.

Consejos básicos para el uso de terciopelo en la decoración

En algunos casos el uso del terciopelo en la decoración añade una especie de brillo y en otras, añade un cierto “aroma” vintage. Lo que resulta interesante de este uso novedoso del terciopelo es la gran cantidad de personalidades que muestra, con rasgos de ironía y atrevimiento decorativo muy, muy interesantes. Las mejores formas para usar el terciopelo en un esquema decorativo fresco y contemporáneo pueden incluir los siguientes consejos:

tu7-terciopelo-02

1. No exagerar: menos, es más

El terciopelo es un material que es caro así que, por principio, cuando tomamos la decisión de incluir el terciopelo en nuestra decoración tras una reforma integral con un presupuesto limitado, no hay que exagerar. Este hecho más allá de ser una limitante actúa a favor del terciopelo: es algo tan rico, que da tanto placer a todos los sentidos que no es necesario tapizar todo el sofá en terciopelo para incluir este textil. Con un par de cojines y un borde en la tapicería del sofá es más que suficiente para que el brillo del terciopelo le dé un toque especial a nuestro salón. El exceso de terciopelo no permite que el tacto suave y delicado de este textil se integre bien en la decoración

2. Balance

Precisamente la gran cantidad de sensaciones en términos táctiles y visuales hace que sea más efectivo buscar un balance con otros materiales para que la habitación no luzca demasiado sobrecargada. Lo ideal de cualquier forma es que haya una mezcla de materiales y texturas en cualquier habitación. Afortunadamente, el terciopelo es un material muy versátil y combina de forma excelente con otros textiles. Particularmente, el terciopelo y materiales lisos como el lino o el tafeta son un contraste perfecto entre un material suave y rico y uno liso y sencillo.

3. Elegir un color que nos agrade

Todos los colores lucen preciosos en terciopelo, pero hay algunos que se benefician aún más de su textura tan especial y de la forma casi sublime en que cambian los tonos y las sombras al pasar la mano por este tejido. Los colores brillantes sueltan pequeños destellos de luz que añaden una gran sensación de lujo a cualquier espacio. Los rojos y ocres se convierten en sombras glamorosas cuando alguien acaricia el terciopelo de cortinas, detalles o cojines.

4. Seleccionar una habitación que sea un espacio personal

El terciopelo no es el mejor complemento para habitaciones poco íntimas como pueden ser la cocina o el salón comedor: su suavidad habla más de espacios personales como puede ser el dormitorio o el salón. En estas áreas un cojín, un sofá o una silla recubiertos en terciopelo añaden un placer sensorial íntimo y agradable. Además, es mala idea tener elementos en terciopelo en la cocina o el salón comedor por el simple hecho de que será difícil limpiar manchas de comida en este tejido tan especial.

5. ¿Cortinas en terciopelo?

Una cosa es que el terciopelo se esté integrando en las tendencias más contemporáneas de decoración y otra es ir un poco a los excesos. Usar terciopelo en los muros puede ser una apuesta peligrosa porque caemos en el riesgo de exagerar y con ello, abaratar en cierta medida el efecto de lujo y glamur que añade el terciopelo. En cortinas se usa actualmente (incluso en estilos más recargados como el bohemio o el vintage), un tejido más ligero y volátil. Eso sí, se pueden añadir ligeros toques de terciopelo en bordes de ventanas sin cortinas, sobre todo en espacios como estudios y rincones de lectura.

6. ¿Terciopelo viejo?

El terciopelo adquiere una especie de brillo con el tiempo. Cuando envejece, es un material que lo muestra: se nota que es terciopelo antiguo. Ese brillo es perfecto en el marco de una decoración retro o vintage y otorga una gran personalidad a cualquier mueble o cojín.

7. Romper esquemas

No debemos limitar el uso del terciopelo a la tapicería de una silla, un sofá o un puf. Este textil puede usarse en formas novedosas y divertidas en un esquema decorativo. Como borde de una repisa, como marco de una fotografía, envolviendo un macetón con flores o plantas… las ideas pueden ser infinitas. Sólo hay que tener mucho cuidado en no exagerar y mantener nuestro amor por el terciopelo bajo control.

Ejemplos agradables y modernos para usar el terciopelo

tu7-terciopelo-03

Todos estos tips nos permiten visualizar cómo es posible incluir un textil tan exuberante y delicioso al tacto y la vista como el terciopelo, pero sin duda algunos ejemplos concretos pueden ser aún más útiles si nos decidimos a incorporar detalles en este material tras una reforma integral.

  1. En una habitación con muros claros (blanco o beige), una pieza de mobiliario en un intenso color vivo como puede ser azul rey o rojo vino en terciopelo, es una excelente forma de integrar este tejido en nuestro esquema decorativo. Rodeado de materiales opacos y discretos, un sofá o un sillón en terciopelo será el punto focal decorativo absoluto.
  2. En una habitación en que los muros tienen colores ocres o marrones, lo cual ya añade un toque hogareño y cálido, una silla o sillón en terciopelo vintage y un poco usado, acompañado de cojines en tejidos más lisos como puede ser lino o algodón, resulta simplemente perfecto.
  3. Otra forma perfecta de usar el terciopelo en una decoración contemporánea es haciendo composiciones que estén completamente formadas de terciopelo. Por ejemplo, en un salón sobrio con muros y acabados cerámicos en tonos grises y un mobiliario metálico, un sofá en terciopelo oscuro y un conjunto de cojines forrados en terciopelo de distintos tonos brillantes es lo que permite añadir personalidad y un toque de lujo a la decoración.
  4. El terciopelo permite crear contrastes muy interesantes. Por ejemplo, en un salón decorado con los tonos metálicos y la ausencia de accesorios de un estilo industrial, un sofá o un par de sillones antiguos forrados en terciopelo antiguo y brillante por su edad crean un efecto de shock que sublima la decoración.
    tu7-terciopelo-04
  5. Otro ejemplo perfecto del uso del terciopelo en formas que son osadas y atrevidas, es mezclando materiales. Con una mesa rústica y un salón pintado en colores claros y brillantes, un conjunto de sillas forradas en terciopelo brillante (verde o quizá violeta) rompen esquemas y lucen preciosas.
  6. El terciopelo no debe ser siempre brillante para destacar decorativamente. Como ejemplo podemos pensar en un salón comedor decorado en un estilo nórdico, los tonos grises y blancos de las paredes e incluso de los acabados cerámicos se complementan perfectamente con una mesa en gris antracita, pero el toque de elegancia y lujo puede llegar de la mano de un set de sillas forradas en un ligero terciopelo color palo de rosa o quizá en lila o amarillo suave. Ligero y a la vez contrastante, simplemente un detalle de glamur que no puede pasar inadvertido.
  7. Otro ejemplo del contraste que puede brindar el terciopelo a una habitación es insertar un clásico sofá capitoné en terciopelo cuando el resto de la decoración tiende a lo natural y bohemio. El sofá en ese sentido ayuda a construir la sensación de que la habitación crea un ambiente íntimo, en que las historias fluyen en cada rincón.
  8. Una otomana. Las mesas otomanas son otro elemento que está muy de moda en la decoración. Este pequeño taburete que se utiliza ya sea como pequeña mesa o como un detalle para recargar los pies mientras leemos o nos relajamos ante el televisor, es un espacio perfecto para el terciopelo. Al ser un pequeño elemento, una otomana de terciopelo no será el centro focal decorativo, pero sí que enriquecerá el espacio y el impacto estético de nuestra decoración.

Las mejores combinaciones decorativas usando terciopelo

Estos ejemplos funcionan muy bien precisamente porque el terciopelo es un material que combina muy bien con otros, tanto en cuanto a textiles como en cuanto a otro tipo de texturas que puedan usarse en la decoración. Los contrastes y combinaciones permiten a esta tela tan especial brillar de formas diferentes e inesperadas.

En el actual regreso triunfal del terciopelo, las mejores combinaciones en las que podemos encontrarlo son:

tu7-terciopelo-05

  1. Sin duda alguna con los muebles y accesorios en bronce o tonos broncíneos. El bronce es otro material que ha tenido un gran retorno en las tendencias decorativas más recientes. El brillo cálido y especial que ofrece este metal lo han transformado en la base para el diseño de mobiliarios y acabados realmente atrevidos y hermosos. El bronce en cierta medida se siente hogareño, ofrece comodidad, seguridad y tranquilidad. Además, el bronce da una sensación de material orgánico que aporta un toque de naturalidad a nuestro hogar. El bronce añade calidez. Esta calidez combinada con la elegancia que aporta el terciopelo es perfecta para crear un contraste que permite acentuar estéticamente cualquier espacio. Esta combinación puede ser tan sencilla como un taburete con base o patas en metal broncíneo o una construcción de marcos de fotos o cuadros alternando uno en bronce y uno en terciopelo. Ambos materiales harán explotar la belleza de nuestro espacio.
  2. Imitación cuero. Esta combinación de materiales es perfecta en una decoración retro. Colores llamativos harán que el contraste sea aún más funcional. Por ejemplo, podemos tener un sofá azul intenso o naranja en terciopelo y otro en imitación cuero en naranja o quizá verde. Estos dos elementos con el toque adicional de un tapiz amarillo o rojo harán de nuestro salón el salón retro perfecto.

Como podemos ver, el terciopelo ofrece una riqueza inesperada a cualquier espacio. Y cuando ya hemos decidido dar el paso y realizar una reforma integral que vigorice nuestro piso o nuestra casa, añadir toques de diseño en terciopelo simplemente hará que cada elemento luzca cien veces más. No hace falta agregar un mueble completo, pequeños elementos y guiños en este rico material darán un toque de lujo y confort a cualquier rincón de nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *