Mobiliario para tu reforma de cocina: variedades en cajones y puertas

Al realizar una reforma de cocina, hay distintos aspectos que hay que tener en cuenta: las dimensiones de la cocina, el tipo de cocina que se está planeando, los colores que queremos utilizar, etcétera.

Pero hay otros elementos que también deben ser puestos sobre la mesa de la planeación de una reforma de este tipo, por ejemplo, la iluminación, la selección de electrodomésticos y por supuesto, el mobiliario.

Porque es una realidad que en la cocina se almacenan muchísimas cosas: alimentos perecederos como pastas, pan, arroz, mermeladas, jaleas, salsas, aceites, cereales, etcétera; instrumentos para cocinar, como por ejemplo: cacerolas, ollas, sartenes, freidoras, espátulas, cucharas, cuchillos,   etcétera; la vajilla y los cubiertos: platos amplios, tazones, tazas, vasos, cuchillos y tenedores para comer, cucharas y cucharitas de té; vajilla que sirve para presentar la comida: platones, ensaladeras, cucharones para servir, teteras, jarrones, etcétera; químicos y líquidos de limpieza: detergente para lavar la vajilla, líquido limpiador, jabones, lejía… Como podemos ver, la lista es amplia y sólo hemos mencionado algunas de las cosas que normalmente se almacenan en una cocina y no por azar, sino porque es precisamente ahí donde hacen falta. ¿O acaso podemos imaginar el tener el líquido para lavar la vajilla en otra pieza que no sea la cocina? ¿Qué hay de las especias? Son cosas que necesitamos a mano y que precisamos tener ahí.

Resultado: la selección del mobiliario de una cocina se convierte en una de las piezas clave para que una reforma de la cocina sea exitosa a corto y largo plazo.

Es por ello que aquí en Tu7 hemos decidido explicarte algunas de sus características, así como la variedad de puertas, cajones y mobiliario de entre los cuales podrás elegir al momento de determinar qué muebles quieres que formen parte de tu cocina reformada.

 

Muebles de distintas características

En una cocina “tipo” o estándar, se pueden encontrar muebles muy diferentes que se integran a los electrodomésticos y a la fontanería de la cocina, para proporcionar espacio de almacenamiento suficiente para las necesidades del usuario.

A continuación mencionaremos algunos de los más representativos en las cocinas actuales y contemporáneas:

a) Armario de almacenamiento. Un gran armario alto, compuesto por 4 bloques de repisas o estantería, 2 cajones “ingleses” (los cuales describiremos más adelante) y 1 estantería adicional de dimensiones regulables.

b) Armarios adecuados para encastrar hornos. Otro “básico” del amueblamiento moderno de una cocina: un espacio en forma de columna en que pueden encastrarse ya sea dos hornos, o un horno y un horno de microondas, a una altura ideal para su uso, a una distancia segura del suelo (en caso de que en casa haya niños pequeños) y además, proporcionando espacio para almacenamiento en alto de otros elementos de la cocina.

comedor-cocina-gava

En este modelo de cocina ya terminada podemos observar en el extremo derecho el armario con ambos hornos encastrados.

c) Armario para integrar una nevera. Nuevamente nos encontramos con un elemento clásico de las cocinas contemporáneas, la idea de realizar un armario de forma que la nevera se integre de forma completa al diseño de la cocina, cubierta o envuelta por un armario especialmente diseñado para contenerla. Igualmente que con el armario para encastrar hornos, este tipo de mueble proporciona un espacio adicional de almacenamiento.

d) Mueble para soportar la encimera o plan de trabajo. Definitivamente no podemos imaginar una cocina bien diseñada sin una excelente encimera que nos permita preparar nuestros alimentos cómodamente y con la amplitud y buena ubicación necesaria. A veces la encimera puede ubicarse en una “isla central”, pero en la mayoría de los casos se ocupa un espacio lateral, al lado de la zona de cocción o la tarja, inclusive aprovechando un espacio de ángulo o rincón. Debajo de la encimera es un espacio ideal de almacenamiento, puesto que es amplio y no hay necesidad de ubicar ahí elementos de fontanería, gas o electricidad. Así que este tipo de muebles son los más dinámicos y versátiles en la cocina, permitiendo variar la gama de repisas, cajones y puertas a utilizar para optimizar el espacio.

e) Mueble bajo el fregadero. Este mueble es esencial y en definitiva no podemos omitirlo al amueblar una cocina. Quizá el espacio de almacenamiento no sea óptimo, pero hay varios usos que pueden dársele sin problemas, por ejemplo, ubicar el cesto de la basura ahí, poniéndolo en la puerta, de forma abatible o retráctil. También es un buen espacio para almacenar todos los detergentes y líquidos para limpiar, siempre y cuando podamos agregar una cerradura práctica pero que haga el espacio inaccesible para niños pequeños.

f) Muebles de almacenamiento bajo variables. Este tipo de muebles sirven para complementar la cocina y el espacio de almacenamiento y se fabrican de acuerdo a las medidas necesarias.

g) Mueble para encastrar una placa de cocción. En esta época en que en cualquier cocina reformada se prioriza la eficiencia energética de los electrodomésticos utilizados, una placa de cocción eléctrica o incluso por inducción es la forma ideal elegida para cocinar los alimentos. Nuevamente, este mueble puede ubicarse ya sea al lado del fregadero, en la isla central o inclusive en la barra que separe una cocina abierta del comedor del piso reformado. Bajo la placa de cocción podemos ubicar más espacio adecuado de almacenamiento.

cocina-gran-via

En esta cocina podemos observar la placa de cocción en contra esquina del fregadero, con tres cajones amplios en la parte inferior, proporcionando espacio de almacenamiento y elegancia a la vez.

h) Muebles altos. Este tipo de alacenas o espacio de almacenamiento resultan ideales para ubicar la vajilla, los vasos, las tazas, etcétera, pues permiten tener acceso a todos estos elementos de uso cotidiano sin necesidad de agacharse.

Como podemos ver, la variedad de mobiliario es sorprendente, pero ahí no acaba la gran gama de opciones que tenemos para poblar nuestra cocina de espacio de trabajo y almacenamiento: cambiando los tipos de cajones y puertas, esta variedad se incrementa y permite personalizar al máximo nuestra cocina reformada.

Tipos de cajones

Los cajones fueron por mucho tiempo un espacio de almacenamiento limitado a los cubiertos de cocina y en general, pequeñas cosas como tijeras y pinzas. En la actualidad, por el contrario, los cajones se han convertido en una forma ideal de guardar todo tipo de cosas en la cocina, con dimensiones variables y formas diferentes de funcionamiento.

Hay que decir, para empezar, que en la actualidad todos los cajones que se utilizan en una cocina son completamente deslizantes, es decir, abren en su totalidad, con lo que es fácil acceder a los objetos almacenados al fondo de cada cajón, sin necesidad de mayores esfuerzos.

El primer tipo de cajón es el clásico cajón para cubiertos. No muy alto, con diferentes formas (en metal, madera, bambú o plástico) para diseñar las separaciones que nos permitan tener los cajones lo más organizados y estructurados que sea posible.

El segundo tipo de cajón es uno que ha sustituido en gran medida a la tradicional disposición en repisas de platos y cacerolas. El cajón “cacerolero” es un cajón profundo tanto en su alcance como cajón deslizante hasta el fondo del mueble, como hacia abajo, de forma que hasta la más grande de las cacerolas tiene su lugar en estos amplios y prácticos cajones.

18-02-2015 9-24-04

Ejemplo de cajón ideal para cacerolas. En el detalle también podemos observar un cajón para disponer los platos y tazones. Ambos completamente deslizantes y con una profundidad ideal.
http://www.bricodepot.fr/toulon/tiroir-et-casserolier-silent-system*/prod2783/

Otro cajón importante que se utiliza en los muebles de cocina contemporáneos es el cajón para platos. Cuando normalmente pensamos en acomodar los platos, tazones y pequeños platos para el postre, no es lo habitual pensar en un cajón, pero gracias a estos grandes y espaciosos cajones que podemos apreciar en las cocinas modernas, se abren nuevas posibilidades de orden y aprovechamiento de las dimensiones del mobiliario.

Tanto para los cajones caceroleros como para los cajones pensados para acomodar platos, existen separaciones en distintos materiales y formas. Desde divisiones metálicas tipo rompecabezas que pueden disponerse a voluntad dentro de un cajón para administrar bien el espacio, hasta tapetes antiderrapantes para evitar que platos y tazones se deslicen de forma riesgosa dentro del cajón, pasando por inteligentes separaciones en forma de postes para acomodar sabiamente la vajilla en un amplio y accesible cajón.

Ahora bien, para optimizar al cien por ciento el espacio de almacenamiento en la cocina, hay una forma moderna e ideal: agregar al cajón cacerolero o a cualquier cajón profundo, un cajón a la inglesa o cajón inglés. Este tipo de cajón se “oculta” dentro de uno más amplio, siendo completamente deslizante y permitiendo acomodar ya sea cubiertos u otros objetos pequeños, pero manteniendo las líneas de diseño de la cocina en un aspecto elegante y sobrio.

18-02-2015 9-24-53

Cajón inglés oculto dentro de un cajón cacerolero.
http://www.cuisines-schmidt.com/blog/tiroir-anglaise/

Como podemos ver, la variedad de cajones supera los patrones clásicos. También podríamos incluir en este apartado los muebles giratorios de ángulo, que a pesar de no ser estrictamente un cajón, se valen de la tecnología de abrir y cerrar un espacio de almacenamiento, para permitir aprovechar un espacio que de otra forma sería inaccesible. En este tipo de mobiliario encontramos diseños modernos e inteligentes que nos permiten acceder a todos los objetos almacenados sin un esfuerzo excesivo y además, con una propuesta estéticamente muy agradable.

18-02-2015 9-28-54

Interesante propuesta de mueble angular para aprovechar todo el espacio.
http://www.maison-deco.com/cuisine/equipement-electromenager/30-rmeubles-de-cuisine

Tipos de puertas

A la gama de muebles ya descrita, podemos agregar tipos diferentes de estanterías y cajones, pero ahí no terminan las opciones de personalización que ofrece una cocina reformada moderna y actual, como las que ofrecemos aquí en Tu7. También hay diferentes tipos de puertas para tus estanterías y mobiliario en general que te permitirán optimizar tanto el uso del espacio, como el diseño de tu cocina.

En una cocina de dimensiones reducidas, cualquier ganancia de espacio es valiosa y útil, además que permite un mejor uso cotidiano de la propia cocina.

cocina-carrer-cedros

En una cocina pequeña, cada decisión es importante.

En el caso de estas cocinas, una buena opción es agregar puertas deslizantes al mobiliario. Estas puertas no ocupan espacio al abrirlas y facilitan el uso de los espacios de preparación y lavado de la cocina, pues evitamos esa molesta puerta abierta ya sea al nivel de nuestras piernas o peor aún, de nuestra cabeza.

Una puerta deslizante puede utilizarse tanto en un mueble alto como en un mueble bajo y permite optimizar muy bien los espacios amplios o reducidos de cualquier cocina reformada.

18-02-2015 9-35-12

Ejemplo de mueble bajo con puertas deslizantes.
http://www.delamaison.fr/meuble-portes-coulissantes-cosmos-teck-blanchi-p-53291.html

Otro tipo de puerta que ha permitido a muchos diseñadores de cocina hacer más ágil el uso diario de una cocina son las puerta plegables, usualmente utilizadas en muebles altos, de fácil uso y que además, permiten evitar ese molesto golpe en la cabeza al estar cocinando u ordenando la vajilla limpia.

18-02-2015 9-27-56 Ejemplo de armario alto con puerta plegable. Su mecanismo de bisagras la hace muy fácil de utilizar y práctica al momento de usar la cocina en su totalidad.

http://www.maison-deco.com/cuisine/equipement-electromenager/30-rmeubles-de-cuisine

Finalmente tenemos las puertas tradicionales de apertura en ángulo de noventa a ciento ochenta grados, dependiendo la ubicación del mueble en concreto.

Pero aún para estas puertas tradicionales, tenemos que considerar el espacio y durabilidad ganados por el uso de modernos sistemas de bisagras retráctiles que permiten una vida más amplia a las puertas, además de aprovechar, de acuerdo a un montado diferenciado de acuerdo a las necesidades, el espacio para una apertura cómoda e intuitiva en el uso diario de una cocina.

Como podemos ver, las opciones al elegir el mobiliario de una cocina trascienden por mucho el sólo pensar en el material y el color ideal. Debemos considerar cuidadosamente las necesidades de almacenamiento que tendremos, tomar en cuenta el espacio del que disponemos y así mismo, contemplar las distintas alternativas para elegir la que más se adecúe a todos los puntos analizados.

De esta forma, nuestra reforma de cocinas responderá a nuestras expectativas y necesidades, dejándonos con un excelente sabor de boca en los años por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *