Incorporar elementos DIY en una reforma integral

Una reforma integral es una oportunidad excepcional para cambiar no sólo el estilo, sino la disposición y funcionalidad de nuestro hogar. Y resulta increíble, pero esta serie de cambios pueden convertirse en un momento de transformación personal también. Dicen que nuestro hogar dice mucho de quiénes somos. El estilo de decoración que seleccionamos, los colores que plasmamos en los muros, cada pequeño detalle lleva impresa nuestra personalidad y configuran nuestro espacio vital.

Es por ello que muchas personas, más allá de confiar lo grueso de la reforma integral a los especialistas, quieren imprimirle un toque personal que incluye un poco de trabajo manual también. Es cuando hablamos de bricolaje o DIY: muebles, detalles, pinturas… son muchos los elementos que podemos fabricar nosotros mismos e incorporar en un piso reformado.

Esta tendencia, cada vez más instalada en nuestra sociedad, se abre como un amplísimo abanico de posibilidades, permitiendo a personas más o menos creativas y más o menos diestras manualmente, involucrarse activamente en la decoración, mobiliario y apariencia general de su hogar.

DIY, bricolaje… términos y definiciones

DIY son las siglas en inglés de «hazlo por ti mismo» (do it yourself). En la actualidad, en la era de Internet 2.0, los blogs y las redes sociales, de las grandes multinacionales y la producción masiva, hazlo por ti mismo es más que simple bricolaje.

Este es otro término que no viene del español, sino del francés «bricolage», que se entiende como una reparación manual, casi aficionada y artesanal de un elemento del hogar. La mejora de nuestra casa por nuestras propias manos.

Como podemos ver, el término DIY puede ser más amplio, pues no sólo implica la decoración y elementos que tengan que ver con ella (pintura, carpintería, fontanería), sino toda una actitud de aprendizaje manual que quizá se “saltó” una generación, pues nuestros abuelos sin duda eran muy capaces de hacer cosas en bricolaje sin problemas, pero nuestros padres y nosotros no fuimos educados en esas habilidades.

 El DIY permite la expresión de la creatividad personal

El DIY permite la expresión de la creatividad personal

Si tradicionalmente las siglas DIY se relacionan con textos e imágenes tipo «¿cómo hacer…?» o con tutoriales básicos sobre cosas a hacer en el hogar, la propia explosión del micro blogging y la voz que cualquiera puede tener gracias a la web, esta definición ha cambiado y se ha hecho mucho más amplia. En la actualidad hace referencia más bien a una descripción amplia de cualquier actividad que involucre la creatividad de forma que se pueda diseñar o realizar manualmente algo de forma personal. Este concepto tan extenso puede ir desde diseñar joyería artesanal, tejer y bordar, hasta obviamente muchas cosas que se puedan hacer para mejorar una casa.

La decoración es un ambiente ideal para el DYI, el bricolaje y en general, para expresar la creatividad propia y el hecho de que la reforma sea llevada a cabo por profesionales del interiorismo no quiere decir que no haya un pequeño espacio (tan amplio como nosotros mismos lo decidamos) para poner manos a la obra y agregar un elemento personal y detalles únicos a nuestro piso reformado.

DIY y decoración

El DIY le permite a cada persona apropiarse de todo tipo de tendencias y estilos decorativos, como por ejemplo el «scrapbooking» o incluso los diseños con masking tape para finalizar con una nota íntima una decoración original y agradable. Un collage de fotografías con marcos falsos hechos en masking tape, una cabecera de cama con papel tapiz, una mesa de centro hecha con palets de madera. Todo ello y más conforma el amplísimo mundo del DIY en cuanto a la decoración.

Un ejemplo de la fuerza del movimiento “hazlo por ti mismo” tiene en la actualidad es simplemente la fortaleza de una red social cuya principal característica es el compartir imágenes. Hablamos por supuesto de Pinterest, red social en la que basta poner las tres letras DIY para obtener una casi infinita cantidad de sugerencias, recomendaciones, tutoriales, inspiraciones, etcétera, en cuanto a decoración se refiere.

 DIY en Pinterest

Una buena idea al planificar una reforma integral en la que queramos incluir elementos personalizados hechos por nosotros mismos es prever desde un principio en qué área queremos participar directamente: ¿en la pintura, los muebles o en detalles más puntuales como lámparas, cortinas, cojines…?

 Tendencias DIY

Al ser tan amplio el espectro de lo que podemos hacer manualmente para personalizar la decoración de nuestro nuevo piso, hemos elegido mostrarte las tendencias actuales en esta interesante forma de apoderarnos del interior de nuestro hogar.

 Colores pastel

Las manualidades DIY siempre siguen las tendencias decorativas del momento, y en ese sentido, una clave que marca la pauta son los Colores Pantone. El color Pantene es una selección simbólica de colores que expresan emociones, ambientes y las tendencias generales en todas las áreas del diseño que impliquen color. En el año 2016, los colores elegidos son dos: un rosa tenue y pálido denominado Rosa Cuarzo y un azul cielo muy claro denominado Serenidad. Estos dos tonos pastel están en todas las tendencias decorativas actuales y las cosas fabricadas en DIY no son la excepción. Desde elegir uno o ambos tonos como paleta de color para realizar nosotros mismos la pintura tras la reforma, o quizá añadir mobiliario reciclado que incluya estos colores, las posibilidades para incluirlos son muchísimas. ¿Quizás unas suaves cortinas en Rosa Serenidad que rematen con broche de oro una reforma integral? Una muy buena forma de tomar estos colores tendencia es utilizarlos en mobiliario reciclado. Como uno de los pilares del DIY es precisamente el reciclaje y el utilizar cosas dándoles una nueva vida. Desde renovar un viejo mueble y darle un uso diferente, con nuevos colores y añadiendo nuevos detalles, hasta coger una puerta o ventana que ya no se utiliza tras la reforma y convertirla en un bonito portarretratos o una decoración mural. Reciclar usando los colores Pantone es sin duda una forma ideal de hacer DIY de actualidad.

diy03

¿Qué detalle DIY en Rosa Serenidad podrías añadir a esta preciosa cocina reformada?

Superficies y texturas

Otra tendencia en el DIY en decoración es sin duda el reinventar continuamente las superficies y los efectos y texturas que éstas pueden tener. La idea es crear y diseñar una amplia variedad de superficies y texturas pintando, imprimiendo, usando acabados cerámicos, tallando, e incluso tejiendo y bordando. Los materiales naturales son los preferidos, usando tonos grisáceos, arena y madera. Los tonos en concreto y  granito se usan como base y una muy buena forma de añadir nuestro detalle personal es el macramé, utilizando distintos tipos de estambres, listones y cuerdas. ¿Puedes pensar en una buena forma de unir esta tendencia de dar textura a los espacios y la de los colores pastel? Las posibilidades sin duda se multiplican.

Formas y revestimientos

Utilizar un diseño propio que quizás nos remita a un bonito momento de nuestra infancia, que nos traiga recuerdos de un viaje o que simplemente exprese quienes somos, es una forma de vestir los objetos cotidianos (sobre todo el mobiliario) tras una reforma. Un tejido rico y personal para cubrir un sofá. Una lámpara personalizada con dibujos y recortes. Un hermoso florero decorado a mano. Todas estas pequeñas adaptaciones decoradas con patrones atrevidos y figuras distintas a lo que se puede encontrar ya hecho en una tienda, pueden dotar de personalidad a un hogar tras una reforma.

Elementos colgantes

Hay muchísimos elementos pendientes o colgantes que pueden realizarse utilizando diversas técnicas DIY. Desde lámparas tipo candelabro, lámparas simples y elegantes, macetones colgantes, este tipo de elementos no están peleados con ningún estilo decorativo. ¿Tienes tu salón decorado con estilo minimalista? Igualmente puedes añadir en un rincón un bonito macetón colgante hecho con madera reciclada y pintado en el tono blanco característico de este estilo es una forma excelente de darle vida y personalidad a este espacio.

Ejemplos y técnicas

Vamos a dar algunos ejemplos concretos de lo que un detalle sencillo en DIY puede hacer por enriquecer un espacio.

Digamos un salón, recién remodelado tras una reforma integral para la cual se ha elegido un sencillo y claro estilo nórdico, podríamos pensar que no hay forma de personalizar manualmente un espacio así, y nada más lejano de la realidad. Hay muchos detalles que podemos modificar, añadir y fabricar para que este espacio sea auténticamente individual. Por ejemplo, tomar muebles que ya poseíamos y cambiar su aspecto (utilizando pintura y papel tapiz) por motivos geométricos, que son tan distintivos de este estilo.

DIY en un piso reformado

Un cambio sencillo en un mueble puede ser la forma más fácil de involucrarnos vía el bricolaje en la decoración de un piso reformado
https://momaleblog.com/2015/10/03/dossier-diy-15-diy-pour-un-salon-scandinave/

¿Qué tal añadir repisas y estantes murales hechos con madera reciclada y que sirvan como soporte para pequeños elementos claros y metálicos que son tan característicos de este estilo? Los más hábiles con las manos podrán incluso dedicarse a hacer los soportes para sus repisas en cuero: un detalle de estilo que no pasará inadvertido para los visitantes y que armonizará con el resto de la decoración. Otra tendencia del DIY que pega muy bien con este estilo decorativo son las letras luminosas. Un mensaje sencillo y claro como «AMOR», «FAMILIA», pueden fabricarse en distintos soportes (inclusive en cartón) y usar guías de focos o lucecillas navideñas…

Y ello es para un estilo minimalista o uno nórdico: los más austeros en cuanto a detalles de decoración se refiere. El DIY es aún más pletórico de propuestas para estilos más ricos en cuanto a elementos como por ejemplo el vintage o el boho-chic. En estos casos, la gama se extiende y hay muchísimos pequeños elementos que pueden añadirse tras la finalización de una reforma.

Hay tanto por hacer, que es más fácil buscar una técnica específica y profundizar en el conocimiento de la misma para poder llevar a cabo proyectos de decoración personalizados:

diy05

  1. Puede ser la carpintería, pues como ya mencionábamos, el reciclar muebles, marcos de madera, puertas y ventanas es uno de los ases bajo la manga del DIY.
  2. Otro es sin duda el saber coser: armados de tejidos de diversas texturas y colores y una máquina de coser, podemos dinamizar el estilo de nuestro espacio de mil formas diferentes (cortinas y manteles serán sólo el principio)
  3. Una tercera técnica es la pintura. Desde la realización de una decoración mural personalizada, hasta escribir un poema en una pared serán elementos DIY que darán ese toque íntimo al espacio que acabamos de reformar.
  4. Siguiendo con técnicas que nos pueden llevar a realizar proyectos ricos y llenos de vitalidad en cuanto a decoración, no podemos olvidar los tejidos y bordados, con toda su amplia variedad de sutiles y diferentes estilos: macramé, punto de cruz, crochet, etcétera.

DIY

Aunque no todos seamos hábiles en carpintería o trabajando metales, sin duda alguna en todo el amplio espectro de opciones que ofrece el DIY encontraremos una que nos permita expresar nuestra personalidad y darle detalles únicos a los espacios al finalizar nuestra reforma integral.

Acércate a los expertos de Tu7 y dinos qué es lo que esperas tras tu reforma. Explica tus deseos de personalizar tu casa y de esta forma podrás tener una reforma como que la esperas y a la vez, dejar espacio a tu imaginación y tus habilidades manuales. ¿Cuál es tu técnica DIY preferida?

diy07

Un pensamiento en “Incorporar elementos DIY en una reforma integral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *