Eligiendo Contrastes de Colores para una Reforma Integral

El color es uno de los últimos detalles que elegimos al realizar una reforma integral. Hay muchísimas cosas a trabajar antes: las posibles reformas estructurales, la elección de mobiliario adecuado, la selección de un estilo que impregne un tono y fluidez a todas las modificaciones realizadas… Pero es verdad que el color es un elemento evidente, presente cotidianamente y dando una impresión estética constante. Es por ello que a pesar de que pareciera superficial, la elección de los colores es una parte importante de la planificación de una reforma integral.

Tu7-Colores-Contrastantes 01

Más aún, en cierta medida elegir colores que sean fuertemente contrastes entre sí, es una tendencia con cada vez mayor presencia en las decisiones de diseñadores e interioristas. Es una forma atrevida de darle impacto a un interior diseñado de forma sobria y elegante. El hecho de que represente una paradoja constante es lo que le da un atractivo tan especial en términos estéticos y decorativos, así que merece que lo discutamos con cierta profundidad.

Tips básicos para usar contrastes de colores

Muchas veces escuchamos decir que simplemente elegir nuestro color preferido es lo más sencillo al escoger colores para la pintura interior de un piso, pero existiendo tantísimas opciones, la verdad es que resulta útil tener algún tipo de guía o ayuda. Volver a lo esencial, es decir observar una tarjeta de colores y poner atención a los elementos que ya integran una habitación hace el proceso más sencillo. Y en general, algo que nace de esta observación es la idea de escoger dos o más colores que contrasten entre sí, y justo esta noción de seleccionar dos colores muy distintos entre sí está entre las tendencias con más impacto en el diseño interior actual.

Elementos permanentes

Un punto muy importante para elegir colores para pintar tras una reforma integral es observar bien las características decorativas permanentes de la habitación que vamos a pintar. Por ejemplo, hay que tomar en cuenta el color del acabado cerámico del suelo, de los muebles que van a permanecer tras la reforma, puede ser mobiliario fijo de la cocina, o un sofá en el salón, o quizá un tapiz que vaya a guardar su lugar en el comedor. Los nuevos contrastes de colores no forzosamente deben combinar con los existentes, pero tampoco deben “chocar” con ellos. Tomemos un ejemplo sencillo: un violeta intenso quizá no sea la mejor elección para un piso con un acabado en rojo en el suelo. No contrastan, se enfrentan el uno al otro. Antes de elegir una paleta de color conviene eliminar los colores que tengan este tipo de relación con los ya existentes.

La tarjeta o carta de colores

Hay que mirar con detalle a la carta de colores. ¿Suena demasiado simple? Quizá lo es, pero ayuda mucho a identificar una pareja de colores que nos resulten atractivos de forma personal. Los colores que contrastan entre sí también son colores complementarios, por lo que en una carta de colores circular se encontrarán en puntos opuestos y será fácil identificarlos. Una vez localizados los colores que más nos resultan atractivos, hay que imaginarlos al lado de los elementos permanentes que tenemos ya instalados en casa y ver cuáles funcionan mejor. Posteriormente, es buena idea ver que ambos contrastes de colores sean de nuestro agrado. Por ejemplo, si quisiéramos incluir un tono violeta amatista, pero su color complementario, el verde, no nos gusta para nada, quizá podamos elegir otro tono de violeta como uno azulado y su contraste de color: un amarillo pálido.

Tu7-Colores-Contrastantes 02

Decantarse por un color principal

Una vez elegida una pareja de contrastes de colores, hay que elegir uno de entre ellos que será el tono principal. Este color será el que cubrirá una mayor superficie, por ejemplo, siendo el color de las paredes más grandes. Por regla general, se dice que el color primario debe cubrir al menos un 60% de la superficie a pintar en comparación con el otro color. Esto permite que ambos colores contrasten sin que sea demasiado llamativo, más bien permitiendo una fusión suave entre tonalidades.

Color secundario

El color secundario sirve como una especie de “acento” decorativo al color principal. Puede ser muy visible y ocupar amplias superficies de la habitación, pero no es el tono principal de la paleta de color. Se puede usar por ejemplo en los zoclos o ribetes, dentro de los marcos de las ventanas, puertas o arcos, en una fracción aproximada de un tercio de los muros o incluso en el plafón. También se puede usar este color secundario para crear líneas o patrones geométricos en el muro.

Realizar pruebas

Antes de decidirte por una pareja de colores, es buena idea conseguir una muestra de ambos colores y pintar breves secciones de los muros, de forma que sea posible experimentarlo visualmente y no sólo de forma imaginaria. Hay que verlo tanto de día como de noche, para observar cómo los colores se ven con distintos tipos de iluminación y que no nos decepcionen en la noche. Por ejemplo, si elegimos un azul pálido, debemos saber que a la noche probablemente se vea más grisáceo. Es mejor conocer estos detalles de antemano.

El importante papel del contraste: acentos de color

Estos consejos son los esenciales para escoger dos contrastes de colores para la decoración de una habitación o un piso completo, pero podemos seleccionar uno de ellos (el rol del color secundario) y profundizar un poco en cómo este tono da acentos decorativos permitiendo que el color principal se luzca en todo su esplendor.

Tu7-Colores-Contrastantes 03

La idea básica es que la mayor parte de la superficie mural estará pintada del color principal, y una pequeña pared o una fracción de una gran pared funcionarán como “muro de acento decorativo”. Para que la elección de diseño interior de escoger una pared o un rincón de esta forma sea acertada hay algunos consejos esenciales de cosas que se deben y no se deben hacer.

  1. No es buena idea descartar un color sólo porque es demasiado brillante o atrevido. Mientras complemente y contraste adecuadamente tanto al color principal como con el resto de los elementos de la habitación, es posible escoger cualquier color que nos haga felices.
  2. Es una excelente alternativa pensar en formas extrañas y creativas de usar el color secundario en el muro de “acento decorativo”. No hay que limitarse simplemente a pintar la pared, se pueden hacer líneas rectas, diagonales, patrones e inclusive enriquecer la pared con distintos acabados en la pintura. Quizá un acabado brillante o detalles metalizados pueden combinar bien con el resto de nuestra decoración.
  3. Precisamente esta idea de enriquecer decorativamente la parte de la pared que estará usando el color secundario no se limita al color. El contraste puede ganar mucho si se le añaden ciertos detalles como ladrillo o piedra. También puede ser el muro en que se pongan muchas repisas bien acomodadas o una galería de fotos o cuadros. El secreto para sacar el mayor jugo a este juego de contrastes de colores en las paredes es usarlas como un magnífico y flexible as bajo la manga en términos decorativos.
  4. Incluso si se han elegido dos colores pastel o bastante claros, el hecho de que ambos contrasten y que uno de ellos ocupe menos espacio le permite ser ese pequeño rincón de magia decorativa, incluso en una decoración neutra o austera. Este acento de color es funcional en tonos pastel, claros o llamativos y brillantes. La idea es jugar con el contraste y reforzarlo con otros elementos de diseño.
  5. El punto de acento y de remarcar el contraste de colores no tiene porqué ser forzosamente un muro. Exactamente, el plafón puede ser un lugar extraordinario para potenciar este contraste de colores. La época en que los plafones tenían que ser blancos ha quedado atrás, y combinando un plafón con color de contraste con una habitación bien iluminada de forma natural, se obtiene un resultado sorprendente.
  6. Pero si nos concentramos en elegir una porción de la superficie mural para poner el acento en el color de contraste, hay que elegirla bien. En una habitación con una arquitectura irregular, los acentos idealmente se pondrán justamente en estas partes no convencionales, arcos, muros incompletos, etc. Lo que puede no ser una muy buena idea es elegir un muro con muchas ventanas para hacer el contraste, sobre todo si uno de nuestros colores es muy oscuro.

Tu7-Colores-Contrastantes 04

Unas cuantas palabras adicionales sobre la rueda básica de colores al elegir contrastes de colores

Hemos mencionado la importancia de revisar una carta de colores al elegir contrastes de colores que usaremos tras nuestra reforma. Pero a veces, un poco más de teoría no viene mal. Y es justamente la comprensión del color que se remonta a los estudios de Isaac Newton la que puede ser bastante útil.

Los colores primarios son rojo, amarillo y azul. Los colores secundarios son verde, naranja y violeta y se forman al mezclar colores primarios. Finalmente, hay colores terciarios en la rueda de color diseñada por Newton: amarillo-naranja, rojo-naranja, rojo-violeta, azul-violeta, azul-verde y amarillo-verde.

La cuestión más interesante que nace al observar esta rueda es que los contrastes de colores se identifican con gran facilidad. Y al igual que en una obra de arte, una habitación lucirá más si los contrastes de colores se usan de forma adecuada. Hay muchos colores y tonos que se desprenden de estos colores básicos, pero fácilmente podemos ubicar que un tono rojizo contrastará con uno verdoso y uno amarillo con uno violáceo.

La cuestión es, como en una pintura famosa (¿quién no ha admirado los trabajos de contrastes de Andy Warhol?) elegir el contraste adecuado que enriquezca la arquitectura y diseño de cada habitación que reformemos.

Tu7-Colores-Contrastantes 05

Como podemos observar, el color es mucho más que una simple elección a realizarse al azar entre todas las decisiones que llevamos a cabo al emprender una reforma integral. Y tomar la idea de usar dos contrastes de colores nos permite jugar con la luz que estos desprenden, la proporción en que serán utilizados y la forma en que se mezclarán con el resto de la decoración.

Para elegir tonos y colores, o bien para seleccionar un proyecto completo, no dudes en contactar a los expertos de Tu7, interiorismo en Barcelona con elegancia, conocimiento y auténtica pasión por el diseño y la decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *