Consejos para elegir tu bañera al reformar el baño

Al realizar cualquier tipo de reforma en el hogar, ya sea una reforma integral o una remodelación parcial, por ejemplo, en la reforma de baños son los pequeños detalles los que al final pueden marcar la diferencia entre unos trabajos exitosos y satisfactorios, y una desilusión al momento de finalizar la remodelación.

En el caso específico de los baños, hay muchos pequeños elementos que pueden marcar la diferencia: los colores, materiales, disposición del espacio y los muebles, entre otros muchos. En esta ocasión aquí en Tu7 hemos decidido hablarte de un elemento que ocupa bastante espacio en tu cuarto de baño si te decides a incluirlo: una bañera.

¿Cómo elegir la bañera ideal? ¿Es ideal hacer de una bañera el punto focal de nuestro cuarto de baño? Aquí algunas respuestas a estas y otras preguntas que ofrece este tipo de elección.

Instalar o no instalar una bañera… Esa es la cuestión

Durante muchos años, tener una bañera en el baño no se consideraba una alternativa: era una parte esencial del mobiliario, todas las casas contaban con una bañera, en la que los habitantes tomaban baños llenos de agua, en tanto que el aseo cotidiano se efectuaba más bien ante el lavabo. Ello cambió paulatinamente con la extensión masiva en el uso de duchas: una forma de aseo cotidiano más fácil y eficaz que el baño, que gasta menos agua y que se traduce en menos tiempo y más practicidad en la vida diaria.

Sin embargo, una bañera aún guarda un cierto encanto por decirlo de alguna forma. Tomar un baño en definitiva no es igual a tomar una ducha, pues representa un momento de intimidad, relajación y confort que una ducha no proporciona. Es por ello que a pesar de que en ocasiones puede considerarse un elemento anacrónico o anticuado, muchas personas eligen instalar de igual forma una bañera en su sala de baños, de forma que puedan disfrutar de sus beneficios a nivel higiene y bienestar, pero otras veces se elige en combinación con una ducha para poder contar con ambas alternativas.

banyera 01

Tener una bañera se convierte en sinónimo de placer y relajación en casa…
http://micasayjardin.net/19-espectaculares-baneras-que-te-haran-desear-tomar-un-bano-ahora-mismo/

 

Sintetizando podríamos decir que si se cuenta con el espacio adecuado, es una buena idea el instalar una bañera que vaya de acuerdo a la decoración, y que permita a su vez contar simultáneamente con una ducha, de forma que el factor placer y relajación de la bañera no interfiera con el elemento eficacia y rapidez de la ducha.

banyera 02

A pesar de lo reducido del espacio, se puede contar con una bañera y una ducha de forma simultánea
http://www.goeplan.com/25-best-bathtub-and-shower-combinations-for-small-bathrooms/

 

Para responder a esta dualidad, existen varias formas de atacar la presencia de una ducha y una bañera al mismo tiempo en la reforma de un baño. El primer factor a tomar en cuenta es el espacio: ¿cuántos metros cuadrados mide el cuarto de baños? ¿Acaso se cuenta con dos cuartos de baños separados de forma que se pueda elegir instalar en uno una bañera y en otro una ducha?

Antes de pasar a analizar la influencia de las dimensiones del cuarto de baño en la elección de una bañera, hay otro elemento más que vale la pena reflexionar bien antes de hacer una elección definitiva: ducha o bañera, o quizás ambas: la edad de los habitantes del hogar. Cuando se trata de una familia con hijos pequeños, muchas veces resulta ideal contar con una bañera, de forma que se puedan dar baños seguros y agradables a bebés y niños. Por lo menos cinco años desde el nacimiento de un nuevo miembro de la familia, la bañera resultará una elección ideal y muy útil.

Vayamos al lado opuesto del espectro de edades: cuando los habitantes de la casa son personas mayores, una bañera queda directamente descartada por representar un riesgo de seguridad. En este caso lo más recomendado es una ducha a la italiana que carezca de escalones o marchas complicadas para ingresar. En el punto medio, cuando las personas que ocupan la casa o piso son jóvenes adultos, en muchos casos la triste realidad se impone y el trabajo y la falta de tiempo nos obligan a decantarnos diariamente por una rápida ducha…pero contar con una bañera para tomar un relajante baño los fines de semana no debe dejarse completamente de lado.

banyera 03

http://ma-gh.com/modern-master-bathroom/

 

 El tamaño del cuarto de baños: indicador esencial de la selección de una bañera

Una vez tomada la decisión de instalar una bañera y una ducha de forma simultánea, hay dos caminos a tomar: la ducha forma parte de la bañera, o se tiene una bañera y de forma independiente, una ducha. Ambas opciones cuentan con puntos a favor y en contra. Analicemos primero las ventajas de la alternativa bañera con ducha incluida: economiza espacio y resulta ideal para combinar las características que ya hemos enumerado que otorgan por un lado una bañera y por otro, la ducha. En ese caso, resulta muy importante elegir una bañera que a pesar de las dimensiones reducidas del cuarto de baño, resulte suficientemente grande y cómoda para tomar un baño de forma agradable. En este sentido, vale la pena revisar los distintos tipos de bañeras que existen:

A. La bañera clásica o tradicional encastrada con un murete de albañilería. En este caso, hablamos de la bañera fabricada en acero esmaltado, encastrada contra un muro o en una esquina de la sala de baño y “vestida” con azulejo o cerámica.

B. Una bañera fabricada en acrílico. Este tipo de bañeras son un poco más costosas pero reponen este pequeño “pero” con muchos diseños y diferentes formas, ideales para un cuarto de baño en que la decoración es más moderna, geométrica o minimalista.

banyera 04

 Bañera de resina acrílica
http://www.archiexpo.es/prod/e-t-italia/product-50347-1363853.html

 

C. Una bañera tipo jacuzzi. Este tipo e bañeras ocupan mucho espacio, pero son ideales si lo que buscamos es una bañera para relajarnos y no para la higiene cotidiana.

banyera 05

Una lujosa bañera jacuzzi en el centro de la habitación
http://homedesigning.tumblr.com/post/52312050241/modern-bath-tub-designs

 

D. Una bañera en el centro de la habitación. Este tipo de bañera es otra que no conviene para espacios reducidos, pero que se convierte en un centro focal de atención en el cuarto de baños y que puede ser una forma muy interesante de remodelar y darle una nueva vida a toda la pieza.

E. Bañeras de esquina: una variación para la bañera clásica pero que se define por su forma. Una “L” pegada a una esquina de la pieza y en el lado opuesto, una línea curva que cierra la figura que conforma la bañera. A diferencia de los jacuzzis y las bañeras centrales, una bañera de ángulo o esquina resulta ideal para un cuarto de baños pequeños sin suficiente superficie para colocar un diseño más grande o moderno.

banyera 06

Bañera de ángulo
http://www.gharexpert.com/articles/Bathroom-2208/Corner-Bath-Designs_0.aspx

 

Como mencionábamos, hay que evaluar estos tipos de bañeras en función del espacio y de ahí decidirnos por la inclusión de una ducha contigua o que forme parte de la propia bañera.

Si el cuarto de baño es suficientemente grande o el piso cuenta con dos baños, lo ideal es contar con una ducha exterior a la bañera.

 

Algunos elementos de diseño

Independientemente de las consideraciones espaciales que nos indican el tipo, forma y combinación de bañera y ducha a elegir, también hay que pensar en la parte estética, pues sin duda al reformar el baño siempre estaremos esperando un baño que no sólo sea útil y práctico, sino también agradable a la vista e incluso, al tacto.

Es por ello que no hay que echar en saco roto todo lo que respecta al diseño interior de esta parte de la casa:

1. Hay que considerar el tipo de revestimiento que se utilizará para la bañera, si será el mismo del pavimento cerámico, si se seleccionará el mismo que se ha utilizado para el recubrimiento de las paredes, o si por el contrario, se utilizará una opción contrastante para convertir a la bañera en el centro focal de atención y con ello, decorar el resto del baño de forma que no llame más la atención que la propia bañera.

2. También hay que tomar en cuenta el tipo de fontanería y la ubicación de la misma en la bañera. Muchas bañeras vienen ya previamente perforadas para una instalación más práctica, pero también se puede seleccionar una bañera sin perforaciones de fábrica para elegir con más cuidado y de acuerdo a la disposición del mobiliario en el baño, dónde ha de ubicarse el grifo y la ducha (en caso de elegir una bañera con ducha incluida)

3. Así mismo, es importante elegir el ancho del borde de la ducha, si se ha pensado en colocar elementos decorativos o si se prefiere un borde más angosto, para una higiene más fácil, pero que no permite colocar elementos de decoración tales como velas, plantas o pequeñas esculturas.

 

Consideraciones finales

La instalación de una bañera en una reforma de baño es ante todo una cuestión de gusto, desde el hecho inicial de elegir poner o no una bañera, hasta los detalles de decoración y diseño como el color y el espesor de los bordes de la misma. Sin embargo, es también una cuestión de placer y confort, porque el hecho de contar con una bañera permite obsequiarnos periódicamente de un momento de relajación. En último término, una casa es mucho más que el sitio utilitario en el que vivimos: es un hogar.