Cocinas y baños: Crear ambientes confortables

Por mucho que cambien los diseños de cocinas y baños, su finalidad permanece inalterable: crear ambientes confortables. La cocina, en especial, es una de las estancias más destacadas de la casa, un lugar que debe resultar acogedor para sentarse en torno a la mesa, agradable y ordenado para guisar y almacenar comida, cacharros de cocina y vajilla. Las últimas tendencias dictan hacia la creación de cocinas y baños espaciosos, brindando la posibilidad de disfrutar de cualquier pieza individual. A la hora de elegir el diseño para poner al día la cocina o el baño hay que apostar por los modelos más eficientes.

Emprender la renovación de cualquier estancia de la casa es emocionante en la medida que estamos deseosos de ver los resultados. Pero, ante todo, hay que hacer las cosas paso a paso, sin prisas y sin tomar las decisiones de manera precipitada. Así, a la hora de renovar o decidir el estilo y los elementos decorativos de las cocinas y baños, hay que planificar muy bien cada detalle, porque ambos espacios deben resultar lo más prácticos posibles y accesibles. Planificar su distribución (mobiliario, electrodomésticos, accesorios y complementos) es clave para encontrar soluciones prácticas, por ejemplo, si la cocina también tiene que servir de comedor. Contar con el asesoramiento y guía de los profesionales del diseño y el interiorismo nos ayudará a convertir cualquier vivienda en un hogar. Un apunte, hay que tratar que evitar que la reforma de cualquier estancia rompa la línea temática del resto de la casa.

Nunca antes habíamos contado con tantas ideas y tanta variedad y riqueza de materiales. Esto permite transformar una cocina o un baño en la habitación más creativa de la casa. Al crear un espacio nuevo también hay que tratar de destacar los detalles (suelos, revestimientos, azulejos…). Un consejo si tienes dudas sobre cómo reformar la cocina o el baño: trata de mantener la máxima sencillez y, al mismo tiempo, utilizar las mejores calidades en materiales (para aguantar los años de uso) y detalles. Si contamos con espacio, la cocina, por ejemplo, es un buen lugar para acomodar piezas especiales de mobiliario, como una mesa auxiliar o una alacena.

El orden, al igual que en la cocina, es fundamental en el baño. Además de contar con espacios para evitar el desorden y romper la pulcritud de todo baño, estamos en una de las estancias donde la sencillez es sinónimo de elegancia. Una bañera, un mobiliario de baño elegante y un espejo son elementos suficientes par como conseguir una sensación de calor, confort y limpieza, disfrutando al tiempo de la máxima sencillez. Los materiales naturales, como la madera, la piedra o el mármol, no fallan a la hora de conseguir una decoración funcional. Una decoración que refleje un cuarto de baño práctico y eficiente.

Interiorismo y decoración: claves para reformar

Todo proyecto de interiorismo y decoración debe contar con una detallada planificación. Como si de un puzzle se tratara, cada pieza debe encajar perfectamente a la hora de completar la reforma de un determinado espacio. Para ello, por ejemplo, es importante que la reforma se detalle en papel. Los planes forman parte de la documentación gráfica del proyecto de interiorismo y decoración, definiendo claramente los elementos que la componen y recogen los datos suficientes para ejecutar la reforma sin contratiempos ni problemas. Tener la posibilidad de ver cómo queda nuestra idea antes de acometer la reforma es importante, y es que no siempre la idea inicial encaja a la perfección con el diseño real.

Pongamos un ejemplo práctico:

La reforma de una cocina, el espacio de la casa ante el cual más hemos modificado nuestra actitud, ya que se ha convertido en un espacio que aúna funcionalidad y decoración. Para el diseño de una cocina, de entrada, hay que tener en cuenta una serie de cuestiones tales como el número de personas que la utilizarán, el uso que harán de la misma (qué funcionalidad debe conseguirse), la iluminación, la ventilación, el mantenimiento y la integración en el resto de la vivienda.

La planificación debe iniciarse de acuerdo con un espacio dado, cuyas dimensiones pueden modificarse mínimamente. Por otro lado, se debe aprovechar al máximo el espacio del que se dispone -la mayor utilidad posible-, así como facilitar el desarrollo de las tareas domésticas y cotidianas en la cocina. Al proyectar una cocina hay que tener en cuenta, por ejemplo, que junto a la placa de la cocina y el fregadero debe quedar espacio suficiente para poder trabajar. La altura de las encimeras, armarios, estantes, también deben cumplir unas determinadas alturas. A la hora de distribuir los muebles, hay cuatro zonas fundamentales en la cocina: zona de cocción, de lavado, de almacenamiento y de comedor. A éstas se pueden sumar otras zonas auxiliares (zona de utensilios, zona de preparación de los alimentos…).

Otro aspecto fundamental del proyecto de interiorismo y decoración es la elección de los materiales, pieza esencial para definir el diseño de un determinado espacio. Es mejor apostar por materiales de calidad, ya que no solo garantizan su durabilidad, sino resistencia al paso del tiempo (sobre todo cuando se trata de determinadas estancias de las que se hace un mayor uso). Sea cual el estilo –clásico, moderno, minimalista, funcional…-, hay que planificar bien la colocación de cada detalle, evitando perder tanto espacio como luz con piezas innecesarias o demasiados grandes. No podemos olvidar que la apariencia de cualquier diseño es tan importante como su mera funcionalidad. La sencillez también es sinónimo de elegancia, al tiempo que aporta practicidad y mayor comodidad.

Reforma cocina: Espacios prácticos y cómodos

Adaptarse a las necesidades de los usuarios y al entorno –es decir, al resto de la casa- son dos premisas básicas si estamos pensando en cambiar una de las estancias principales del hogar. Reforma cocina y crea un nuevo espacio, más práctico y más cómodo. Desde el cambio de revestimientos –suelo, paredes-, hasta la sustitución del mobiliario y los electrodomésticos,  conviene planificar cada uno de los detalles, para evitar imprevistos o contratiempos. Por ejemplo, en hogares con niños pequeños, se recomienda disponer algunos electrodomésticos (como el horno, el microondas) en alto, al nivel de los ojos, especialmente por seguridad. De igual manera, hay que tener en cuenta dónde estará ubicada la zona de aguas para la instalación del fregadero –mejor delante o cerca de una ventana y, si es posible, evitando que haya armarios encima– y el lavavajillas.

La cocina es, tal y como hemos señalado, uno de los espacios más importantes de la casa, ya que en ella realizamos algunas de las actividades básicas y cotidianas, como el desayunar, comer o cenar. La cocina, por tanto, debe ser un entorno acogedor, un espacio con capacidad para funcionar como el centro de cohesión del hogar.

Independientemente de los cambios que queramos acometer con la reforma, debe contar con una distribución planificada que permita trabajar y movernos con comodidad. Para que nuestra reforma sea un acierto, antes de acometer ningún cambio, conviene solicitar asesoramiento para valorar cuál es la mejor opción de reforma, partiendo de  la idea o proyecto que desee el cliente, así como la inversión a realizar. La cocina, al igual que sucede con otra estancia como el baño, está más sometida al desgaste –precisamente por el mayor uso que se hace de este espacio-. Las cocinas actuales no solo han renovado los diseños –para conseguir un espacio más confortable y accesible– sino que también buscan ser más eficientes y más fiables –con un menor consumo de los electrodomésticos-. Sea cual sea la reforma a acometer, hay que tener en cuenta la elección de los materiales. La calidad del material no solo asegurará un buen resultado estético, sino su duración, un material que resista las prisas, los golpes. Es mejor optar por materiales que sean fáciles de limpiar, sobre todo porque el actual ritmo de vida impone una cocina lo más práctica posible.

En la cocina los detalles son importantes, independientemente del estilo elegido -moderno, tradicional, atemporal-. Detalles que van desde los acabados, a la grifería, los pomos de las ventanas y puertas, los tiradores de los armarios y elementos de obra, como estantes y hornacinas en forma de bancos o encimeras de trabajo. Con un poco de planificación y orden a la hora de acometer la reforma conseguiremos una cocina exactamente como la habíamos imaginado.

Diseños de baños: Estilos para crear un espacio a tu medida

Las últimas tendencias en decoración y reformas de interiores también entran en el baño. Tendencias en diseños de baños adaptadas a nuestros gustos y necesidades. Diseños clásicos, de color, minimalistas, modernos y originales. El baño es un espacio con multitud de posibilidades, pero en el que ante todo debe imperar la practicidad para su uso cotidiano. Paredes, suelos, grifería, iluminación, mobiliario y accesorios. Cada detalle cuenta para dotar de personalidad al baño y crear una estancia acogedora e íntima, eso sí, tratando de no romper la armonía de una manera muy brusca con el resto de la casa. Te damos algunas ideas para renovar la decoración siguiendo las últimas tendencias en diseños de baños, pero sin perder de vista los detalles que, a tu gusto, quieras ir colocando en esta estancia. Algo muy importante, antes de realizar la reforma, lo más aconsejable es planificar cada detalle y no dejar nada a la improvisación.

Vamos a empezar hablando de los colores. El blanco era, hasta hace unos años, el color del baño. Sin embargo, esto ha cambiado y ahora es precisamente el color el que se encarga de aportar calidez al baño, manteniendo siempre una unidad estilística. Si el baño no cuenta con demasiados metros, lo mejor es combinar el color –aplicado en espacios reducidos– con el blanco. Rentabilizar el espacio es uno de los motivos por el que decantarnos por una reforma, algo que se puede conseguir a través de los elementos de almacenaje –por ejemplo, unas estanterías debajo del lavamanos– y armonizando las líneas rectas y puras en la estancia.

Los diseños más clásicos siguen apostando por materiales como el mármol, y para la grifería y accesorios, el acero. Precisamente la elección de los materiales es uno de los aspectos más importantes a la hora de reformar y elegir los diseños de baño que más nos gustan. Hay que recordar que el baño es una estancia en la que hay más cambios de temperatura y más humedad, por lo que algunos materiales como la madera necesitarán un acabado adecuado para evitar que el agua pueda deteriorarla (protector de la madera). Si queremos ganar luminosidad, las mamparas casi transparentes son una buena opción.

Sea cual sea el diseño definitivo que imprimamos al baño hay que conseguir que el resultado final sea una estancia organizada de manera equilibrada, tanto en los materiales como en los elementos de ornamentación. El baño es una de las estancias más importantes de la casa a la que hay que tratar de aportar orden y así, a su vez, conseguir transmitir la sensación de serenidad, tranquilidad y calma. El diseño, afortunadamente, también ha abierto las puertas del baño para quedarse y ayudarnos a transformar una de las estancias que más intimidad y buen gusto requieren.